En el Amate 13 niños viven en prisión junto a sus madres

En México aproximadamente 400 niños viven encarcelados junto a sus madres, de hecho el 60 por ciento de las reclusas de cualquier penitenciaría de nuestro país quedan embarazadas mientras cumplen su condena.

Muchas reclusas recurren al embarazo, ya que eso le da ciertos beneficios, como ocupar celdas en los primeros pisos y evitar ser trasladadas a penitenciarias federales. Los hijos de las mujeres en prisión tienen derecho a estar con ellas hasta que tienen 4 y 6 años de vida, muchos de ellos sufren violencia y depresión.

De los 400 niños mexicanos que viven en prisiones con sus madres solo el 21 por ciento es visitado por su padre o algún familiar.

En lo que refiere a Chiapas, tan solo en el Cerss N° 14, mejor conocido como “El Amate” viven 13 niños en prisión con sus madres, además hay dos mujeres embarazadas. Pese a las circunstancias estas mujeres quieren un futuro mejor para sus hijos.

Tras ver las condiciones en las que viven los 13 niños que no tienen más de cuatro años, la Fundación Unidas por la Sangre inició una recolecta de pañales desechables (tallas de recién nacido, chica, mediana y grande), leche (nido kínder o nido entera), jugos, cereales o bien ropa para estos pequeños.

Para mayores informes los interesados pueden contactarse vía Facebook con la activista Jacivi Gómez, quien dirige la Fundación Unidas Por la Sangre encargada de velar por el bienestar de las reclusas en Chiapas.

 

 

 

Anuncios