Celebran el cumpleaños de Don Rubén “el señor de los perros”

Rubén Montesinos Chávez tiene 86 años, pero desde que tenía 56 dejó de festejar su cumpleaños. A pesar que su cuerpo ya denota su andar por la vida este hombre recuerda perfectamente el día que nació, un 24 de junio de 1931.

Este hombre es conocido en la capital chiapaneca y en redes sociales como Don Rubén, un hombre que desde que sus consanguíneos lo abandonaron adoptó a un grupo de mascotas como su familia.

Desde el año pasado Alerta Chiapas dio a conocer la historia de este señor, y es que diversas activistas al enterarse de su caso comenzaron a buscar donaciones tanto para Don Rubén como a su manada, la cual en ese entonces estaba integrada por más de siete perros, gatos y gallinas.

En este 2017, las activistas volvieron a apoyar a Don Rubén, de hecho hace apenas unos días restauraron su hogar a fin de que este hombre viviera en mejores condiciones, debido a que se encontraba delicado de salud y lo insalubre de su hogar evitaban su recuperación.

Desde ese entonces las activistas se han hecho cargo de la salud de Don Rubén, quien en una de las visitas de estas mujeres humanitarias les comentó que el 24 de junio había sido su cumpleaños pero que desde hace 30 años no lo festejaba.

Al enterarse, las activistas volvieron a hacer uso de las redes sociales para hacer un llamado y festejar el pasado domingo 23 de julio el cumpleaños de Don Rubén, un hombre que se ha ganado su corazón no por su precaria economía, sino porque a pesar de ello trabaja lo que su cuerpo y alma le permiten para llevarle de comer a sus mascotas, quienes velan por él y lo acompañan en los días que le quedan de vida.

El domingo, Don Rubén estuvo de fiesta. Las activistas lo festejaron con la tradicional corona tuxtleca. Además con algunas botanas, refrescos y croquetas para sus mascotas le llevaron amor a este hombre que no se cansa de agradecer el apoyo que ha recibido.

Su rostro era de alegría y de mucho agradecimiento, y es que por años nadie le dijo “feliz cumpleaños”, y menos le dieron un abrazo para demostrarle lo importante que es para el mundo.

Don Rubén vive en el callejón sabinito de la Colonia Pomarrosa, lugar en donde todos los días las activistas acuden a llevar comida para él y sus perros.

A pesar de la ayuda que estas personas humanitarias han recibido para continuar con el apoyo hacia “el señor de los perros”, aún necesitan de la colaboración de la ciudadanía.

Es por eso que si usted tiene la posibilidad de apoyar a Don Rubén y a su familia compuesta por perros, gatos y gallinas puede hacerlo durante la tarde, que es cuando las activistas llegan al domicilio de este señor.

Es importante hacerlo en ese horario porque a Don Rubén se le dificulta pararse de la cama y abrir la puerta por un padecimiento que le aqueja pero que ya se está tratando.

Para más información de cómo ayudar a Don Rubén pueden buscar a las activistas que lo apoyan mediante sus redes sociales: Isa Santiago DZ, Erika Solís, Adriana Torres y Ady Puerto; mujeres que sin duda son un ejemplo de dadivosidad.