Suchiapa danza el Calalá para espantar al mal

Corpus Christi, días de fiesta

Un gigante, tigres, venados y chamulas bailan en Suchiapa la danza del Calalá, un baile de origen prehispánico para espantar al mal. Representan al pueblo, el campo, la naturaleza y la religión para pedir por una buena cosecha, son las festividades de Corpus Christi.

 

 

60 días después del domingo de resurrección según la iglesia católica, es la fiesta que ensalza la eucaristía, para los chiapanecas el fin de año. Esta tradición de verdadera espiritualidad y sincretismo religioso, año con año reúne a cientos en días cercanos a la canícula.

“El calalá es una de las fiestas tradicionales más importantes que hay en Chiapas, representa también los valores culturales que tiene Suchiapa que debemos conservar y preservar”, Cicerón Aguilar Acevedo, investigador.

 

Este jueves, desde la madrugada hasta la noche, el sonido del carrizo y pito se escuchó en el interior de la iglesia de San Esteban Mártir en Suchiapa para celebrar el Corpus Christi, el Santísimo Sacramento del Altar.

 

Desde la madrugada y hasta la noche suena el carrizo

“Si el pueblo de Dios era derrotado por el gigante Goliat iba a ser esclavo toda la vida, el pueblo de Dios iba a ser esclavo de los fariseos pero como David fue el vencedor ya no pudo ser nada el enemigo ahí es donde nace la tradición”, relató Esteban Medina, habitante del municipio.

Durante la danza los chamulas corretean al gigante (la serpiente emplumada) y el gigantillo, los tigres se limitan a observar. La colorida representación se repite en cada procesión, es una mezcla de tiempos y culturas.

 

Este año como parte de los festejos las autoridades municipales develaron el monumento de Corpus Christi del baile del Calalá y recibieron de la Secretaría de Educación Pública el registro de la danza.

 

“El Calalá es una danza tradicional que desde hace 400 a 500 años realizarn nuestros ancestros, con la gracia de Dios nos entregaron el registro de la danza que ya es de nosotros propiamente de Suchiapa”, detalló Jorge Armendáriz Nucamendi, primer Procurador de la Tradicional Fiesta de Corpus Christi.