Alerta opina – 5 Junio 2017

 

GANÓ

 

¿Quién ganó con las elecciones del domingo? El descontento social.

No son Del Mazo ni Delfina, ni el PRD siendo la tercera fuerza electoral, fue el hartazgo por la inmensa corrupción del PRI y de un Enrique Peña Nieto que ha ido de tropiezo en tropiezo.

¿Quién sigue perdiendo? México, su ciudadanía; porque con

Si llegara a ganar MORENA en tribunales, seguiría la partidocracia y los vicios de corrupción que terminan inundando los partidos (la operación política en el Estado de México entre la secretaria general de MORENA, Yeidckol Polevnsky con el hijo de AMLO, lo comprueban).

 

Ganó el descontento. El PRI y sus satélites no pudieron con eso por más despensas, acarreos, operaciones y creaciones de fenómenos de caos. El PREP reflejaba un 33.5 Del Mazo contra un 31.5 Delfina el domingo por la noche. Aunque gane el PRI, pierde. Porque con todos los delitos electores cometidos, forzaron una elección que se definió por el dinero de Los Pinos.

 

Las ansias de poder fueron notorias este domingo, en el Estado de México sobretodo, el priísta Alfredo del Mazo y la morenista Delfina Gómez salieron a declararse ganadores, valiéndoles el divisionismo y el encono social que esto representa cuando aún no habían contabilizado ni el 1 por ciento de las actas, únicamente con resultados del PREP.

 

Lo cierto es que las elecciones de EdoMex le dan una cachetada al presidente Peña Nieto de donde fue gobernador y por ende de donde es originario, es este el factor Peña Nieto que visiblemente llevará al abismo al PRI en 2018.

 

De acuerdo con el PREP, lo cerrada de esta contienda podría llevar la elección a los tribunales. Lo harán MORENA y PRI, denunciarán de acuerdo a quien se dé el gane. De eso, no hay duda, de acuerdo al resultado que se podría dar el miércoles y que huele y mucho, a tribunales.

 

¿Cuándo ganaremos los mexicanos? Cuando seamos ciudadanos de 365 días al año y no sólo durante el proceso electoral.

 

MÉXICO Y SU TRANSICIÓN

 

Más allá de cambiar de partidos, la transición electoral es el proceso de cómo se han fortalecido tanto el órgano electoral como los partidos políticos: más injerencia, más participación, más autonomía.

 

Si echamos un repaso a la historia, veremos como en México la democracia hasta 1988 era una hojaldra, quizá más endeble.

 

El órgano electoral, llamado en ese entonces Comisión Federal Electoral, estaba estructurado de esta manera: participaban representantes de cada partido, pero el presidente era el Secretario de Gobernación. Una elección de Estado a todas luces (por eso duró el PRI tantos años en el poder).

 

Fue en 1988 cuando la famosa caída del sistema, cuando el presidente de México, Miguel de la Madrid, le ordenó a Manuel Barlett, secretario de Gobernación presidente de la Comisión, dar el resultado a favor del candidato Carlos Salinas de Gortari.

 

Para fortalecer su imagen, muy desgastada luego de un proceso electoral muy cerrado contra Cuauhtémoc Cárdenas, Salinas crea el Instituto Federal Electoral (IFE), “entregando” a la ciudadanía el poder de organizar los comicios.

 

Ha sido un proceso histórico, afirma el experto en el tema José Woldenberg.

 

El actual Instituto Nacional Electoral y los locales, son órganos por demás vigilados, fraguar un fraude electoral como es en definición es difícil. Lo que no ha sido difícil para los partidos es cometer y repetir los delitos electorales previos a la elección: el acarreo y la compra de votos que llevan a alterar las votaciones.

 

AVANCES Y ENOJOS

LA FRASE.- “Si el PRI se lleva la contienda en el Estado de México, de seguro no será por su buena labor y simpatía con la gente, sino será porque sigue incurriendo en su vieja práctica: juego sucio a su rival más fuerte y la coacción y la compra de votos. En serio, así nomás no se puede!”: FB/ Christian Enrique González Arreola.

 

INCULTO.- El imberbe rector de la UNACH, Carlos Eugenio Ruiz Hernández, jaló el gatillo directo a su sien. Se echó a todo, to-do, el sector cultural de Chiapas: poetas, intelectuales, artistas visuales, promotores, asociaciones… ¡todos! El rectorcito despidió a José Luis Ruiz Abreu, director de la Librería José Emilio Pacheco del Fondo de Cultura Económica, ahora nada más falta que anuncie que cierra el espacio.