HACE 120 AÑOS LLEGARON LOS NIPONES A CHIAPAS

En México hay más de mil empresas japonesas

Acacoyagua, Escuintla y Tapachula con más asentamientos japoneses

 

Por excedentes poblacionales y en un acto de sacrificio en aras del bienestar colectivo de Japón, hace 120 años los nipones llegaron al soconusco. México se convirtió en una tierra de promesas y refugio económico para los asiáticos a finales del siglo XIX.

 

La primera colonia japonesa llegó el 19 de mayo de 1887, formada por 35 integrantes que fundaron la colonia “Enomoto”, establecida en el municipio de Acacoyagua; fue además la primera migración nipona hacia América Latina.

 

Después de 47 días de navegación arribaron a la costa chiapaneca abordo del barco inglés Gaelic, procedentes del puerto de Yokohama al entonces Puerto de San Benito, hoy Puerto Chiapas.

 

Nadando tuvieron que cruzar a tierra firme”, relató Jesús Niño Antonio, profesor jubilado de la escuela secundaria “Centenario de la Migración Japonesa” del municipio de Acacoyagua.

 

“La migración de los japoneses a significado mucho para nuestro país, para Chiapas y más que nada para Acacoyagua. El municipio ha sido muy beneficiado, hoy en día Japón, su gente y su gobierno están muy agradecidos con nuestra tierra”, destacó Niño Antonio.

 

Sucedió después de que un grupo de agrónomos y técnicos nipones analizaran los terrenos más idóneo para la ubicación de un asentamiento piloto para la producción de café y otros productos, proyecto que fracasó.

 

“Takeaki Enomoto, ministro de relaciones exteriores de Japón, envío a científicos a estudiar las tierras de México de norte a sur con el objetivo de identificar las zonas más productivas y fértiles para la agricultura”, señaló José Martín Nomura Hernández, Presidente de la Asociación Edomura AC.

Takeaki Enomoto (1836-1908), ministro de Asuntos Exteriores en el gobierno japonés de Meiji, propuso en 1891 el envío de pobladores de su país para fundar una colonia en suelo mexicano.
FOTOGRAFÍA ANÓNIMA, EL VIZCONDE TAKEAKI ENOMOTO, CA. 1880. BIBLIOTECA NACIONAL, JAPÓN

 

Entre 1900-1910, llegaron al país más de 10 mil braceros japoneses contratados para la construcción de vías férreas en Colima, Durango, Tepic y Tampico; haciendas cañeras en Veracruz, minas metalúrgicas en Sonora y de carbón en Coahuila.

 

Actualmente, Acacoyagua, Escuintla y Tapachula son los dos principales municipios con asentamientos de la tierra del sol naciente. La relación bilateral de Japón y México se estrecha aún más, política y económicamente, en las ciencias, la academia y la cultura.

 

Para los descendientes japoneses en México, Chiapas es una tierra especial, es donde nació la relación entre Japón y México”; destacó Akira Yamada, Embajador de Japón en México.

Más de 10 mil residentes en tierras mexicanas

Hace una década está vigente el Acuerdo de la Asociación Económica entre Japón y México, intercambio que ha propiciado la creación de más de mil empresas japonesas, así como más de 10 mil residentes en tierras mexicanas.

 

Dentro del intercambio comercial entre México y Japón, se encuentran las exportaciones de productos alimenticios como el café, sal, carne de cerdo, aguacate, pescado, entre otros, que contribuyen al crecimiento económico de nuestro país.

Entrada al rancho El Tajuko, donde en 1901 se restableció la colonia Enomoto bajo el nombre de Cooperativa San-O.
CORTESÍA: JAVIER JUÁREZ YAMAMOTO