Ante infundios en su contra, el Ejército demanda pruebas

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró anoche que los señalamientos recientes contra el personal militar por presunta violación a derechos humanos, carecen de la más mínima evidencia.

Por ello, invitó a que si alguna persona tiene pruebas de alguna violación a los derechos fundamentales por parte del Ejército, las presente para que se investiguen y, en su caso, se castiguen.

“Esta Secretaría no tolera ni encubre ninguna conducta que atente contra los derechos fundamentales de las personas”, dijo el general brigadier José Carlos Beltrán, director de Derechos Humanos de la Sedena.

Se trata de una respuesta que, a nombre del Ejército Mexicano, hizo el general ante los recientes señalamientos contra los militares, los cuales calificó de injurias, difamaciones y ofensas contra el instituto armado.

“Actores de la sociedad recientemente han afirmado o publicado señalamientos de que integrantes de las Fuerzas Armadas violentan indistintamente los derechos humanos de la población”, recordó el mando.

Afirmó que dichos señalamientos especulan sobre la responsabilidad de miembros del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, sin que se cuente con elementos de prueba que así lo demuestren.

“Se han mencionado supuestas responsabilidades sin la más mínima evidencia, sobre hechos investigados no sólo por autoridades judiciales nacionales, sino por grupos de expertos que han presentado conclusiones que desvinculan a personal militar de los hechos delictivos materia de análisis”, agregó.

Aunque el general no dio nombres de a quién iba dirigido el posicionamiento, éste se dio a unos días de que el precandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, de Morena, hicieran diversas acusaciones contra personal militar y naval.

López Obrador señaló desde Estados Unidos que las Fuerzas Armadas han cometido recientemente masacres, como la de Nayarit, y aseguró que él no va a utilizar a Ejército para cometer estos actos “inhumanos” y de “autoritarismo”.

También dijo a uno de los padres de los 43 de Ayotzinapa, quien lo encaró por sus ligas con José Luis Abarca, exalcalde de Iguala y quien ordenó la agresión a los normalistas, que preguntará al Ejército por su hijo.

“Ante esto, se responde que hemos dado muestras de tolerancia y prudencia en un sinnúmero de ocasiones, desde agresiones físicas a instalaciones militares e integrantes del Ejército y Fuerza Aérea, hasta injurias y ofensas provocadoras, las cuales no sólo ofenden a los militares, sino también a la sociedad en su conjunto. La Secretaría de la Defensa Nacional hace de su conocimiento que rechazamos enfática y contundentemente estos señalamientos de diferentes orígenes”, agregó.

Insistió en que la Secretaría de la Defensa Nacional ha hecho un esfuerzo importante para capacitar al personal militar en materia de derechos humanos, gracias a lo cual entre 2012 y 2016 las quejas contra el personal militar disminuyeron 68 por ciento.

Fuente: EL FINANCIERO