Los lujos de ser maestro chiapaneco en la temporada decembrinas

En la temporada decembrinas el gremio magisterial vuelve a las calles pero esta vez no para bloquear accesos, sino para gastar los 90 días de aguinaldo, el bono de vacaciones, el retroactivo y el mes completo de sueldo que el gobierno les deposita.

Muchos dirán que el dinero que este sector recibe es poco comparado con lo que la clase política recibirá en estas fechas, sin embargo otros, los que  trabajan en empresas privadas o bien por su propia cuenta saben que el dinero que se le otorga al magisterio en estas fechas es un lujo que los demás trabajadores no tienen.

Quizás la perspectiva de injusticia no sería tan notoria si Chiapas no se ubicara en el último lugar de educación en el país, o bien si los maestros no hubieran colapsado al estado con sus cuatro meses de paro, en donde no solo dañaron a los niños y jóvenes al dejarlos sin clases, sino que afectaron a comerciantes, empresarios y a trabajadores que perdieron días de trabajo por los bloqueos carreteros.

Un maestro de primaria sin carrera magisterial gana aproximadamente 5 mil pesos quincenales, por lo cual este 15 de diciembre recibió 20 mil pesos de la primera parte de aguinaldo, 10 mil pesos del mes completo de sueldo, un bono de más de 700 pesos de vacaciones y un cheque de retroactivo que está arriba de los 2,500 pesos.  A estos montos hay que sumarle el otro mes de aguinaldo que el gobierno depositara en enero de 2017.

Un profesor de educación física sin carrera magisterial recibió este jueves aproximadamente 40 mil pesos, mientras que una profesora de preescolar obtuvo alrededor de 36 mil pesos, en tanto que  un catedrático de secundaria con tiempo completo ganó 80 mil pesos.

Cabe mencionar que el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo establece que los trabajadores y empleados que laboren en México y perciben un salario, tendrán derecho al aguinaldo anual, el cual deberá pagarse antes del 20 de diciembre con un equivalente a 15 días de salario como mínimo.

Es por eso que una persona que trabaja como administrativo en una empresa privada con un sueldo de 10 mil pesos mensuales tendría con 15 días de aguinaldo  una cantidad de 5 mil pesos, un monto risible si se compara con lo que un maestro de Chiapas recibió.

Los beneficios del magisterio los quisiéramos todos los trabajadores de Chiapas, y es que su trabajo no es evaluado, tienen más de un mes de vacaciones en el año, y cuando lo deciden dejan de trabajar sin tener descuentos, eso sin tomar en cuenta las prestaciones que de vivienda y salud que reciben.

Mientras los maestros abarrotan las plazas comerciales y los supermercados que cerraron en diversas ocasiones durante el paro muchos de sus alumnos no saben lo que es una cena de navidad, de año nuevo y menos un regalo.