El Monumento a la Bandera es una fiel representación de la federación de Chiapas a México de 1824, forma parte de los atractivos de Tuxtla y es que su historia de su construcción es relevante, aquí unos datos:

La primera piedra se colocó el 14 de septiembre de 1941, los trabajos se iniciaron el 15 de noviembre del mismo año y concluyó la construcción el 28 de septiembre de 1942.

Su proyección fue junto con el Estadio Olímpico y tuvieron un costo de 171, 669.45, que fue aportado así: 25,000 por el Presidente de la República; 57, 378.95 de la aportación del pueblo que se dedicó a hacer kermeses, rifas, donativos, bailes y demás; 89, 290.50 del Gobierno del Estado.

Su altura es de 25.15 metros y se ubica en uno de los puntos más altos de Tuxtla, La Lomita.

La estela maya-quiché que se eleva sobre el basamento mide 12.7 metros de alto, modelado elaborado por el escultor Gabriel D’Amico.

El grupo escultóreo representa a una joven chiapaneca dando la mano a una mujer azteca, simbolismo de la incorporación de Chiapas a México.

En el interior del monumento hay un caracol que consta de 130 escaleras, por el cual se llega al remate y desde ahí se admira el valle donde se asienta Tuxtla.

Las esculturas fueron esculpidas por el artista guanajuatense, Fernando Olaguíbel Rosenzweig, su costo es el que fue aportado por el Presidente Manuel Ávila Camacho.

Información del libro Francesco D’Amico, Mi vida y visión del México vivido, de la escritora Gloria D’Amico. Fotografía libro Francesco D’Amico e internet 

comentarios

comentarios

Compartir