La celebración de La Virgen del Carmen.

Señora del Monte Carmelo, mejor conocida como la Virgen del Carmen, es una de las diversas presentaciones en las que se rinde culto a la Virgen María, su nombre lo obtiene en honor al primer lugar donde se apareció: en el Monte Carmelo, Israel (Karmel significa ‘jardín’). Cuenta la historia que en ese lugar se encontraban unas personas investigando la vida de los profetas Elías y Eliseo cuando vieron una nube en la que iba una imagen de María, ante tal aparición se convirtieron al catolicismo y construyeron un templo en honor a ella. 

Cuenta la tradición que el 16 de julio de 1251, la Virgen del Carmen se le apareció al superior de la orden Carmelita, Simón Stock, en esta aparición le entregó sus hábitos y el escapulario, indicándole que quería que estos fueran el signo del culto carmelita, y prometió liberar del Purgatorio a todas aquellas almas que durante su vida hubieran usado el escapulario. Fue así como desde entonces, el 16 de Julio se realiza la fiesta en honor a la Virgen del Carmen, e incluso a muchas personas que nacen el 16 de Julio se llaman “Carmen”, “Carmela” o “Carmelo”.

En México, La Virgen del Carmen llegó con la orden carmelita y los primeros conquistadores españoles, pues es considerada patrona del mar y de la Armada Española. 

Encontró tan amoroso hogar en nuestro país que es la segunda imagen más venerada por los católicos, sólo después de la Guadalupana. Muchísimos lugares la llevan en su nombre, tal es el caso de Ciudad del Carmen o Playa del Carmen.

En todos los lugares que llevan Del Carmen en su nombre, cuentan con una maravillosa historia que relata el por qué esta virgen es su patrona y protectora, por ejemplo, Ciudad del Carmen, en Campeche. La historia cuenta que fue gracias a su protección que se logró expulsar a unos piratas el 16 de Julio que asediaban esta ciudad, en agradecimiento, se le nombró Ciudad del Carmen y se construyó una capilla en honor a ella dentro del fuerte de la misma. En 1900, como señal de agradecimiento y amor, los pescadores de Ciudad del Carmen le regalaron a la Virgen una corona de oro; el 16 de Julio de 1956 se celebró el centenario de la ciudad, y los pobladores le regalaron a la Virgen del Carmen una nueva corona, más hermosa y con el escudo de la ciudad, y la pasearon por toda la bahía a bordo de una embarcación camaronera llamada “Centenario del Carmen”, este paseo se repitió en 1968 y al año siguiente se descubrieron pozos petroleros en la misma zona, de esta forma la gente consideró que fue una bendición de la Virgen, casi un milagro, desde entonces cada año sin excepción se le pasea por la bahía. 

En México, La Virgen del Carmen llegó con la orden carmelita y los primeros conquistadores españoles, pues es considerada patrona del mar y de la Armada Española. 

Encontró tan amoroso hogar en nuestro país que es la segunda imagen más venerada por los católicos, sólo después de la Guadalupana. Muchísimos lugares la llevan en su nombre, tal es el caso de Ciudad del Carmen o Playa del Carmen.

En todos los lugares que llevan Del Carmen en su nombre, cuentan con una maravillosa historia que relata el por qué esta virgen es su patrona y protectora, por ejemplo, Ciudad del Carmen, en Campeche. La historia cuenta que fue gracias a su protección que se logró expulsar a unos piratas el 16 de Julio que asediaban esta ciudad, en agradecimiento, se le nombró Ciudad del Carmen y se construyó una capilla en honor a ella dentro del fuerte de la misma. En 1900, como señal de agradecimiento y amor, los pescadores de Ciudad del Carmen le regalaron a la Virgen una corona de oro; el 16 de Julio de 1956 se celebró el centenario de la ciudad, y los pobladores le regalaron a la Virgen del Carmen una nueva corona, más hermosa y con el escudo de la ciudad, y la pasearon por toda la bahía a bordo de una embarcación camaronera llamada “Centenario del Carmen”, este paseo se repitió en 1968 y al año siguiente se descubrieron pozos petroleros en la misma zona, de esta forma la gente consideró que fue una bendición de la Virgen, casi un milagro, desde entonces cada año sin excepción se le pasea por la bahía. 

Otro lugar donde se venera a la Virgen del Carmen es en Catemaco, Veracruz. En Catemaco existe una basílica en su honor justo a la orilla del lago donde cuentan se apareció en 1664. También aquí en Catemaco cada 16 de Julio todo el pueblo la celebra con una feria, la cuál inicia con una procesión a la que acuden miles de devotos que viajan desde diferentes lugares como Quintana Roo, Yucatán, Oaxaca, y de 20 comunidades de la Sierra de Soteapan. La procesión va desde el atrio de la Basílica del Carmen, pasando por “El Tegal” (lugar donde cuentan, fue su primera aparición), después, como buena protectora de los marineros da un paseo en lancha hasta la Plaza del Carmen en el Malecón en donde comienza el camino de regreso a la Basílica.

Oaxaca de Juárez, es otra de las ciudades que festeja a la Virgen del Carmen, lo hace con misas, desfiles con carros alegóricos, Mojigangas y antojitos típicos de la región.

En la Ciudad de México, en el barrio de San Ángel existe una de las más antiguas iglesias dedicadas a la Virgen del Carmen, desde 1626, se fundó como iglesia-colegio-claustro. Y debido a que en ese pueblo, antes de la llegada de los Españoles, los habitantes realizaban cada año una festividad al Dios Xiuhtecitl, con ofrendas de flores y frutas, los frailes carmelitas descalzos solicitan la autorización oficial para realizar una feria anual de flores, días después de la celebración de la Iglesia del Carmen. En 1940, las autoridades de la Delegación Álvaro Obregón, decidieron fusionar los dos eventos (El día de la Sra. del Carmen y el día del Sr. de las Flores) en uno solo denominándolo: La Feria de las Flores de San Ángel.