Luis, el “príncipe” de la calle de los talacheros

José Luis Trinidad Aguilar, es un joven de 25 años que desde los 13 años comenzó con el oficio de talachero, el mismo que se ha convertido en su mayor pasión y ahora en  el empleo que le da para vivir  cómodamente.
Ser talachero no es cosa fácil,  una persona dedicada a este oficio requiere de fuerza y condición física para poder cargar las llantas.
“Empecé jugando en la vulcanizadora de un tío pero después me gustó mucho y comencé a llegar pero para aprender. Cuando estaba saliendo de la secundaria comencé a buscar la forma de conseguir llantas y con mucho esfuerzo pude poner mi negocio  en la 11 y como me va muy bien decidí dejar la escuela”, dijo Trinidad Aguilar.
JoséLuis lleva 12 años en este negocio, y aunque su local está ubicado  en la 11 oriente, calle conocida por ser en donde se ubican gran cantidad de vulcanizadoras  el negocio de este joven es uno de los preferidos por los tuxtlecos.
“Hay mucha competencia en esta calle. Hay cinco vulcanizadoras en esta calle, y las más cercanas al parque 5 de mayo son las de tradición porque llevan años pero gracias a Dios a mí los clientes me confían sus llantas, y la verdad es que soy de los que más carros recibe”, comentó.
Luis, como le dicen los amigos confiesa que este oficio no es difícil de aprender pero que sí requiere de mucha practica porque se debe conocer las medidas de las llantas y las técnicas para arreglarlas.
“Mi papá, a veces, viene a ayudarme. Yo inicio a trabajar a las 8:30 de la mañana y trabajo corrido hasta las 9:00 de la noche. Si me llaman a domicilio si voy pero depende del trabajo que tenga acá en el local. El trabajo más barato tiene un costo de 30 pesos, y hacemos trabajos de secciones y venta de llantas”, finalizó.