¿Alerta en Oaxaca y Chiapas?

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dirigió un mensaje evidéntemente para los líderes magisteriales que se mantienen en paro: “el tiempo de ha agotado”.

Nunca mencionó las medidas que el Gobierno de la República habrá de tomar, nunca; sin embargo ante tal pronunciamiento con más tinte de amenaza de parte del encargado de la política interna del país, surgen diversos planteamientos:

Posible escenario 1.- La interpretación más recurrente es que la Federación hará uso de la fuerza pública para desalojar a los maestros que se mantienen en paro, rumor que se ha manejado en redes sociales desde la primera semana de la manifestación, iniciada el 15 de mayo.

Posible escenario 2.- Que el Gobierno Federal aproveche los puntos débiles de bloqueo, para resguardarlos de manera permanente y así garantizar el abasto de productos a los municipios.

Posible escenario 3.- Que ante una negociación previa con los líderes, el magisterio levante los plantones. Este mensaje serviría entonces para reforzar la imagen de Osorio Chong, quien se apuntala para competir en el 2018 para la Presidencia de la República.

Posible escenario 4.- Que solo fue un simple llamado (que insistimos sonó más a amenaza) para esperar una reacción positiva de parte del magisterio y levantar plantones.

Cualquiera que sea el escenario, será el 15 de julio cuando concluya el ciclo escolar y el verdadero afectado será al final el pueblo, sin una reforma participativa, con comercios en quiebra, una sociedad fracturada y con evidentes signos de descomposición y hartazgo y niños con educación escolar a medias.