Asegura Julión Álvarez ser el dueño de su nombre artístico

Mediante un video, el cantante chiapaneco de música banda, Julio César Álvarez Montelongo, mejor conocido como Julión  Álvarez aclaró ser  el dueño legítimo del nombre artístico “Julión Álvarez y su Norteño Banda”.

En un video de más de 13 minutos, Julión Álvarez narró cómo comenzó a laborar con Germán, Patricia  y Domingo Chávez e Irma Torres

“En Sinaloa se usan mucho los modismos y hace muchos años el señor Marcos Abdala comenzó a llamarme por Julión. Yo no quería ser solista y él me insistió porque decía que hacían  falta. La relación laboral con él no se dio porque él tenía otra sociedad  con gente de la MS”.

El cantante chiapaneco tras analizar las opciones para un representante decidió que los Chávez trabajaran con él, por lo que firmaron un contrato de cinco años.

“Ellos me dieron 300 mil pesos por firmar el contrato, por el master que yo les entregué de mi dinero y para que dejara de trabajar seis meses en cantinas, por cuestiones de imagen. En la primera chamba  solo me dieron la mitad de las ganancias  y después de eso no me daban trabajo por lo que regresé a vivir a Chiapas”.

Tras ver que no avanzaba su carrera, el chiapaneco decidió armar su propio equipo y colocó a su hermano como representante.


“Yo les di el porcentaje, pero yo mismo hice mi promoción y hay gente que puede confirmar que yo hice todo y durante los cinco años les pagué su parte. Cuando firmamos  el contrato ellos me preguntaron si ya tenía registrado el nombre y les dije que no”.

El cantante  comentó que los Chávez le aseguraron que iban a registrarle el nombre pero pasó el tiempo y ellos nunca le dieron el registro ya que le aseguraron que por problemas con la señora Patricia Chávez no pudieron tener el registro.

Cinco años después el cantante se reunió con Domingo Chávez para darle una situación al tema del registro de su nombre

“Me pidieron firmar dos años más para darme el registro de mi nombre,  ya que aseguraban que les había costado dinero recuperarlo. Accedí a firmar el contrato  pero teníamos problemas porque querían que grabara temas que no me parecían,  además trataban de manejar los espectáculos”.

Tras varios desacuerdos Julión pidió que se finiquitara el contrato pero los Chávez le exigían una cantidad grande de dinero para poder concluir la relación laboral.

“Se supone que íbamos avanzando con las negociaciones hasta que comenzaron a sacarme notas en contra  pero no voy a permitir que  hablen de una manera muy fuerte hacia mi persona y mi carrera”.

Para finalizar el cantante agradeció a su público y a la gente que le ha apoyado, y aseguró que él no se ha escondido de nadie y que su domicilio así como sus presentaciones son de conocimiento público.