La vida del chiapaneco Diego Saúl  Reyna Vázquez  cambió totalmente. De la noche a la mañana los ojos del mundo voltearon hacia él, y es que  el originario de la colonia Terán de Tuxtla Gutiérrez   subió a su cuenta personal de Facebook una fotografía desde  el último piso de la Torre Trump en Vancouver, Canadá  donde posó junto a una bandera mexicana para dejarle un mensaje al aspirante a la nominación republicana.

A partir de su publicación Diego Reyna recibió cientos de llamadas de medios  nacionales e internacionales, de hecho hasta personal de la embajada de México en Canadá  pidió una cita con él.

Tras la noticia de la valentía de Diego Reyna al colocar una  bandera  mexicana en uno de los edificios del empresario Donald Trump, quien al inicio de su campaña hizo una serie de declaraciones contra los migrantes mexicanos, surgieron muchas preguntas, mismas que el tuxtleco accedió a contestar vía telefónica.

Diego, nació en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, y a los 17 años de edad  aprobó  para un programa de la embajada de México en Canadá, el cual  brindaba una beca para estudiantes que desearan finalizar los estudios  en el high schools.

“En el 2002 llegué a Canadá para terminar mis estudios de High school. Viví con una familia canadiense  y  gracias a ellos aprendí rápidamente el idioma. El programa era solo para un año pero cuando terminó yo ya tenía muchos amigos  y decidí quedarme” dijo.

Posterior a la graduación, Diego comenzó el proceso migratorio y gracias  al apoyo de la familia canadiense  el proceso no fue tan  complicado.

“Estando en el proceso migratorio comencé a trabajar y a seguir estudiando. Comencé a establecer  una compañía  porque me di cuenta que en este país si  trabajas progresas mucho, por ejemplo  si trabajas lavando platos te alcanza para tener casa, carro y vacacionar en el caribe una vez al año. Acá las jornadas  de trabajo de 8 horas te dan una calidad de vida que jamás tendría en otro país” comentó.

Diego Saull Reyna  siempre ha trabajado  en la industria de  la construcción, en donde su empresa se dedica a las estructuras de metal.

“Me gustó mucho este trabajo, me sorprendió el tipo de material, la maquinaria. Vancouver es una ciudad muy bonita con construcciones sorprendentes y que te permite crecer, yo tengo mi propia compañía donde tenemos 10 empleados canadienses”.

En cuanto a la idea de colocar una bandera mexicana en un edificio de  Donald Trump el chiapaneco dijo que esto fue para dejarle en  claro al estadounidense que el pueblo mexicano es honesto, trabajador y que siempre lucha por lo que quiere.

“Yo quería hacer algo que llamara la atención de Dronald Trump porque su idea de los mexicanos es equivocada y preocupa porque tiene muchas posibilidades de ser el próximo presidente de Estados Unidos Nadie cercano a Donald Trump  se ha tratado de comunica conmigo, tampoco los managers del edificio. Las respuestas que he tenido han sido muy positivas  sobre todo de la gente de Canadá”.

Diego  contó que la bandera mexicana que colocó en el edificio le pertenece a su amigo Alfonso  Ramos y que fue comprada en el partido que la selección mexicana  sostuvo contra Canadá  hace unos días.

“Fuimos al estadio a ver el partido y ahí se compró  la bandera. Nosotros llegamos a la  torre, una persona nos abrió y de ahí subimos  hasta el piso 20, de ahí  ya  tuvimos  que subir caminando otros  40 pisos, colocamos la bandera y me tomaron la foto. Aproximadamente todo lo hicimos en 25 minutos. Bajamos corriendo con mucha adrenalina y nos fuimos muy rápido porque al parquímetro solo le quedaban 10 segundos”.

El tuxtleco no quiso dar los nombres de sus padres para evitar que sean cuestionados ya que la noticia ha sido divulgada por muchos medios de comunicación.

Diego Reyna consiguió la nacionalidad canadiense en noviembre del 2015, se casó  con una mujer canadiense con quien procreó a su hijo Jalisco Reyna.

Desde  el 2002 Diego no ha regresado a Tuxtla Gutiérrez, y aunque quiere regresar  para probar los deliciosos  platillos chiapanecos su vida laboral le impide volver a la tierra que lo vio nacer.

Hoy Diego Reyna está agradecido con todas las personas que  han divulgado su mensaje e invita a todos los mexicanos a siempre luchar por sus sueños y conducirse por el camino  del trabajo  en equipo.

“Espero que todo mi pueblo celebre con pozol,  porque este mensaje es un logro de todos los chiapanecos, de todos los mexicanos. En nuestro país hay gente muy valiosa, trabajadora

comentarios

comentarios

Compartir