Matrimonio igualitario, una obligación ineludible para Chiapas

En la mira / Héctor Estrada

Entre tantas malas noticias, un hecho histórico de justicia social en materia de derechos humanos refrescó este martes al estado de Chiapas. Se trata del amparo legal otorgado a 51 ciudadanos chiapanecos que permitirá en cuestión de días hacer posible los primeros matrimonios civiles en la entidad.

A las puertas del Congreso de Chiapas se hizo anhelado el anuncio esperado por un sector a el poder legislativo local le ha cerrado las puertas, pese a los resolutivos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los tratados internacionales y el propio mandato de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Con fundamento en resoluciones federales, el Juzgado Segundo de Distrito del Estado de Chiapas resolvió como inconstitucionales los artículos 144, 145 y 298 del Código Civil estatal que constituye al matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, por lo que ordenó a las autoridades civiles omitir dicho precepto y permitir la unión matrimonial entre dos personas, sin distinción de sexo.

El proceso, bajo la tutela del movimiento nacional Matrimonio Igualitario México, comenzó desde 2013 cuando se inició con el acopio de documentación y la recolección firmantes, por lo que mantuvo un seguimiento legal hasta esta semana cuando se les informó sobre la resolución favorable e inapelable.

Como parte del resolutivo los tribunales concluyeron que la exclusión de personas del mismo sexo del régimen matrimonial y de concubinato en el estado de Chiapas se traduce en discriminación y se contrapone directamente al artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Textualmente, señaló que continuando con el criterio de la Primera Sala en el amparo 152/2013, “el juzgado debe considerar que lo que procede es declarar la inconstitucionalidad de las porciones normativas de entre un hombre y una mujer contenidas en los artículos 144, 145 y 298 del Código Civil del Estado de Chiapas”.

De esta manera, en cuanto sea entregado por escrito el dictamen de manera personal, las 51 personas firmantes del amparo, junto a sus respectivas parejas, estarán cobijadas por la ley federal y las resoluciones de judiciales de Chiapas para contraer matrimonio civil en la entidad chiapaneca cuando ellos así lo consideren.

Con esto se abrirá también la posibilidad de iniciar nuevos amparos cobijados por este mismo resolutivo con sentencias casi instantáneas que permitirán incrementar el número de los matrimonios homosexuales en Chiapas, convirtiéndose en el inicio de una nueva realidad para los derechos igualitarios de la comunidad LGBTTI en la entidad.

Esta es también un llamado de atención al Congreso de Chiapas que deja en claro la desobediencia del legislativo estatal en torno a las disposiciones federales. No es un asunto al libre albedrío de los diputados chiapanecos, se trata de una orden de la SCJN que, pese a las ideologías políticas, doctrinas o costos electorales, tendrá que ser aplicado al Código Civil de Chiapas tarde o temprano.

20150303_143025