Publicidad...

Entre las principales máquinas y artículos para hacer ejercicio, uno de los más famosos es la caminadora. Se trata de un elemento clásico de los gimnasios, que desde hace años también ha llegado a los hogares.

Sin embargo, puede que nunca hayamos usado una caminadora eléctrica y no sepamos demasiado al respecto. Por supuesto, podemos empezar a usarla solos, pero quizás podrían sernos útiles algunos consejos.

A continuación, compartimos algunas claves de su uso para ir a las tiendas de artículos deportivos y buscar el modelo perfecto para empezar.

5 consejos para ejercitarnos en caminadora

1. Empezar de a poco

El consejo más importante, no solo para empezar a usar una caminadora eléctrica, sino para cualquier tipo de ejercicio, es empezar de a poco. Puede que tengamos cierta capacidad física, pero lo mejor será ir de a poco y luego ir incrementando intensidad.

De esta manera, nos iremos acostumbrando a la máquina y a cómo nuestro cuerpo se relaciona con ella a medida que vamos ejercitando. Empezar intentando darlo todo puede terminar en una lesión que nos impida seguir ejercitando.

2. Determinar un tiempo

Si estamos comenzando con caminadoras y no venimos haciendo demasiado ejercicio, un buen consejo es determinar un tiempo de uso. Una de las claves para aprovechar sus beneficios es el ritmo sostenido, para el cual establecer límites es muy provechoso.

Una vez que contemos entre nuestros artículos para hacer ejercicio con una caminadora, será cuestión de definir cuánto durarán las sesiones de caminata. Además, esta medida de tiempo definida será muy útil para ir proyectando un aumento del ejercicio.

3. Entrar en calor y estirar

No solo al momento de usar una caminadora, sino para cualquier tipo de ejercicio que estemos empezando a hacer, el calentamiento previo es fundamental. De esta manera, al igual que con el estiramiento, nuestros músculos y articulaciones se despertarán.

Esto ayudará a reducir los riesgos de lesiones y permitirá que nuestro cuerpo pase de forma gradual de un estado más sedentario a uno de actividad física.

4. Escuchar a nuestro cuerpo

Más allá de los artículos para hacer ejercicio que usemos y aunque la caminadora eléctrica pueda ser una máquina de bajo impacto, es clave atender a nuestro cuerpo. Se trata de ir analizando cómo nos vamos sintiendo y qué sensaciones experimentamos.

Así sabremos qué tipo de movimientos podemos forzar, cuáles no, cuándo debemos descansar o reducir el ritmo. Esta es información muy valiosa que nuestro propio cuerpo nos proporciona y conviene analizar.

5. La prueba de los 3 minutos

Finalmente, terminamos con un consejo ideal para conocer nuestras capacidades y proyectar un rendimiento que vaya progresando. La prueba de los tres minutos, en relación a este tipo de accesorios para gym, consiste en etapas de un minuto cada uno.

La idea es caminar, trotar y correr en segmentos de 60 segundos para cada actividad. Si nos sentimos bien luego de esto, podremos incrementar la velocidad de la caminadora para ir aumentando el ejercicio.

 

Tras este repaso de consejos para usar caminadoras eléctricas, solo debemos ir a una tienda de artículos para gym y comprar la que más nos guste.

¿Fue útil? o ¿Te Gusto?

Gracias por tus comentarios
Publicidad..

Deja un comentario