Publicidad...

En el Cerro de la Mazorca en Navenchauc, del municipio de Zinacantán, ya se extinguieron dos flores: la nulirosa y la mazorca, especies que cada año se recolectan para la tradición del Niño Florero y motivo por el cual ahora las extraen de Mitzitón y Chanal.

“Los anteriores chiapacorceños que suben por la flor, hacen sus rituales y tienen altares en el Cerro de la Mazorca, en Navenchauc; de marzoca le quedó el nombre nada más porque tanto que se ha extraído que hoy ya no hay en ese cerro”, declaró Óscar Farrera Sarmiento, curador de Flora del Jardín Botánico de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMANH). 

Esta tradición la desarrollan en Chiapa de Corzo, Acala y Venustiano Carranza, entre otros municipios. Para el experto, desarrollar estos actos de fe es importante pero también la conservación de la flora, por ello la petición de que sean moderados al momento de extraerlas, es decir, que no sea en grandes volúmenes.

“En años anteriores acompañamos en el recorrido y llegamos a hacer cálculos aproximados , con otros compañeros, y son cifras bastantes exageradas, hablamos de alrededor de 50 mil plantas que se extraen”, agregó.

Son cuatro las flores que principalmente extraen los tradicionalistas, el niluyarilo, la pluma, la nulirosa y la mazorca, las cuales llevan lapsos importantes para que crezcan.

“Estas plantas generalmente van a tardar de 15 a 20 años más para que puedan germinar y florecer, entonces si es un tiempo bastante tardado que se lleva”, indicó.

La extinción de estas flores en Zinacantán  trae consigo un daño al medio ambiente, toda vez que éstas cumple con una función.

Publicidad..

Deja un comentario