Publicidad...

El pasajero de Viva Aerobus relató cómo inició la disputa con la aerolínea en el Aeropuerto Internacional Angel Albino Corzo de Chiapas que catalogó su molestia como intento de apoderamiento ilícito de la aeronave.

Es el pasajero del vuelo VB 2253 correspondiente a la ruta Tuxtla Gutiérrez – Cancún de la aerolínea Viva Aerobus, que fue amenazado de ser acusado de secuestrar un avión el pasado jueves en el Aeropuerto Internacional Angel Albino Corzo de Chiapas.

José Esteban Nucamendí es optometrista, viajaba a Cancún para atender a varios pacientes que tenía agendado.

A través de un comunicado, Viva Aerobus justificó que de acuerdo con los lineamientos establecidos para el transporte de equipaje en cabina, una vez se termina el espacio disponible en los compartimentos del avión, las maletas deben ser trasladadas a la bodega inferior de la aeronave.

Detallaron que al solicitar a uno de los pasajeros que permitiera a la tripulación documentar su equipaje, precisamente, por falta de espacio en cabina, éste se negó.

En su comunicado la aerolínea justificó que al presentar, además, una conducta agresiva con la tripulación en detrimento de un vuelo pacífico y seguro, se requirió al pasajero que desembarcara la aeronave en línea con los Términos y Condiciones de vuelo.

Detallan que como se indica en el apartado de Conducta del Pasajero, el Capitán se reserva el derecho de bajar a cualquier pasajero que no tenga un comportamiento adecuado y/o entregarlo al personal de seguridad y oficiales en tierra.

Viva Aerobus comunicó que dada la negativa del pasajero a cumplir con este requerimiento, la tripulación se vio en la necesidad de notificar a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y de solicitar el apoyo de la Guardia Nacional.

La aerolínea aseguró que en todo momento, se mantuvo un estricto apego al proceso establecido para casos de conducta inapropiada de un pasajero.

La empresa también señaló que desafortunadamente, tras horas de solicitar al pasajero su cooperación sin éxito, se procedió a catalogar dicho caso como intento de apoderamiento ilícito de la aeronave de acuerdo con lo estipulado por la AFAC.

Finalmente intervino Antonio Noguera Zurita, Director General de la Sociedad Operadora del Aeropuerto para mediar entre el pasajero y la aerolínea que no cumplió con el compromiso de reponer los gastos al pasajero.

Una vez el pasajero bajó de la aeronave con engaños -como aseguró-, el vuelo programado para las 8am, despegó y aterrizó en su destino, el Aeropuerto Internacional de Cancún, a las 17:19 horas.

 

Publicidad..

1 COMENTARIO

Deja un comentario