Publicidad...

En el Panteón Municipal de Tuxtla Gutiérrez descansa el cuerpo de un héroe… el capital Julio Miramontes.

Aunque no fue tuxtleco, defendió esta tierra de una revuelta armada el 17 de mayo de 1912, cuando sus compañeros se sublevaron, encabezados por Juan Zúñiga y liberaron a los presos.

Por defender a la recién nombrada capital de Chiapas, el gobernador de ese entonces, Flavio Guillén, mandó a enterrarlo con honores.

El Ayuntamiento ordenó que se levantara en la tumba un mausoleo el cual es uno de los más bellos pero a la vez de los más descuidados que existen en el Panteón Municipal de Tuxtla.

Publicidad..

Deja un comentario