Ciro Sales, dirigente en Chiapas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), tiró las elecciones distritales de consejeros en tres sedes, donde quienes quedaron son afines a Carlos Molina, secretario de Producción del Comité Ejecutivo Nacional, quien aspira en la sucesión de la dirigencia.

Sales, identificado por formar parte del grupo de “Los Gordos”, donde están el diputado local Marcelo Toledo y José Antonio Aguilar Castillejos, delegado en Chiapas de Programas Integrales de Desarrollo, buscaría beneficiar a uno de ellos o a la diputada federal Manuela Obrador Narváez.

Los distritos que repetirán elecciones son Pichucalco, San Cristóbal de Las Casas y Huehuetán. No obstante, se apunta favoritismo y como ejemplo el primer municipio.

En Pichucalco que suma distrito con Copainalá, quedó suspendido el proceso porque en el primer municipio hubo balazos, quema de casillas y enfrentamientos; en el segundo municipio las elecciones cursaron sin incidencias, sin embargo será en Pichucalco donde se instale una casilla única.

Alerta Chiapas ha buscado a Ciro Sales para hablar en torno al proceso de renovación y últimamente para conocer las irregularidades en este proceso, pero ha sido evasivo.

Deja un comentario