Tuxtla Gutiérrez. –  Se dice que Carlitos era huérfano, oriundo de Tapachula y nadie se hacía responsable de él. Llegó a Chiapa de Corzo adoptado por una pareja que le ofreció un hogar, fueron su calvario, lo mataron a golpes.

Al pequeño que lo caracterizaba su carisma lo querían todos sus vecinos, pero nadie en su casa; según información publicada en redes sociales por quienes aseguran que lo conocieron, el menor era obligado a vender en la calle para llevar un sustento al “hogar” que le prometieron.

Según vecinos, Carlitos era obligado a trabajar desde la mañana y no iba a la escuela. Aseguran que la pareja con la que vivía lo maltrataba cuando el día de ventas no era benevolente.

El pasado jueves el maltrato de las mujeres con quienes vivía el niño no tuvo límites, Carlitos murió a golpes. Nadie pudo impedirlo.

La Fiscalía General del Estado confirmó la detención de dos personas, por su probable responsabilidad en el delito de Homicidio Doloso, los hechos ocurrieron en el Fraccionamiento Casas Geo de Chiapa de Corzo.

De acuerdo a la Carpeta de Investigación, el pasado 29 de septiembre, Sandival “N” y Elena “N”, presuntamente privaron de la vida al menor de edad, luego de propinarle diversos golpes en su anatomía. Ahora duermen en prisión.

El cuerpo de Carlitos no fue reclamado por ningún familiar, sus vecinos lo solicitaron para evitar que sus restos fueran enterrados en una fosa común.

“La velada del niño Carlitos será en el kiosco del mismo fraccionamiento, a unos cuantos metros de la entrada, los que van air acompañar favor de ir vestidos de blanco en memoria de un angelito más en el cielo. Muchas gracias por su atención.”, publicaron los vecinos en redes.

More

Deja un comentario