Tras décadas de trabajo, sólo nos dieron una patada en el trasero, relata Julio Antonio, socio del Conejobús al que el Estado le debe cerca de medio millón de pesos.

 

More

Deja un comentario