Ante la falta de respuesta a la queja denuncia de extorsión de agentes aduanales comisionados en el Puerto Fronterizo de Talismán, la empresa internacional de transporte terrestre de personas El Condor Internacional S.A. hace un llamado a las exige al órgano interno de control del Servicio de Administración Tributaria, de la Función Pública y de la Administración de Aduanas de Ciudad Hidalgo dictar la resolución que determine la responsabilidad de la autoridad aduanera y su legalidad en su actuar.

La denuncia de actos de extorsión de la que fue víctima la empresa transportista constituida legalmente en Guatemala con autorización para otorgar el servicio hasta la ciudad de Tapachula, se fundamenta en que el pasado 27 de enero por la noche en el Puerto Fronterizo de Talismán un agente aduanal de nombre José Israel “N” quien se desempeña como oficial de comercio exterior impidió el paso a una unidad aduciendo supuestas irregularidades pero exigiendo tres mil pesos para dejarla continuar el recorrido hacia Tapachula.

Un día después la queja fue interpuesta ante Gustavo Romeo Becerra Pino Administrador de la Aduana de Ciudad Hidalgo y posteriormente ante Erika Lissete Zavala Mondragón, titular del área de quejas, denuncias e investigación del órgano interno de control en el Servicio de Administración Tributaria en la ciudad de México, pero aún no se tiene repuesta.

En referencia a la extorsión indican que uno de los empleados de la empresa de nacionalidad salvadoreña de oficio chofer de autobús arribó al recinto aduanero de talismán a bordo de un autobús marca MCI modelo 2006 placas de circulación de Guatemala procedente del San Salvador con destino a Tapachula, le fueron solicitados los documentos de la unidad mencionada y la identificación del chofer de parte del oficial de comercio exterior José Israel N.

Tras una revisión de la documentación la respuesta de los oficiales fue que la unidad estaba en regla, pero la identificación del chofer no, adujeron que no estaba facultado para conducir una unidad de procedencia extranjera con la tarjeta de residente permanente y vigente y expedida a su nombre por el INM, el oficial denunciado retuvo los documentos y amenazó con efectuar el embargo de la unidad manifestando que había infringido artículos de la ley aduanera.

El chofer solicitó una explicación, pero el oficial ya identificado y otro de sus compañeros que no portaba identificación visible le señalaron que por tres mil pesos le permitirán el ingreso de la unidad, de lo contrario sería embargada y las personas a bordo puestas a disposición del MP como ya lo habían hecho en otras ocasiones.

Tras estos hechos el propietario y gerente de la empresa se presentó al Puerto Fronterizo de Talismán, los oficiales se limitaron a señalar que el chofer ya sabía cómo se arreglaba el problema, luego de una hora de insistirles en una explicación fundada en la ley estos propusieron que con dos mil pesos liberaban la unidad.

La empresa se vio condicionada a acceder ante la necesidad de que los pasajeros que se encontraban a bordo de camión estaban desesperados por llegar a su destino final, tras cubrir el monto producto de la extorsión, el chofer y la unidad fue devuelta y se continuó con el trayecto.

 

More

Deja un comentario