in

Por cuesta de enero casas de empeño podrían bajar intereses y pagar más por prendas

El presidente de la Asociación Chiapaneca de Casas de Empeño,  Javier Ruiz Morales pidió a la ciudadanía comparar las tasas de interés.

Tuxtla Gutiérrez.-  Por la cuesta de enero casas de empeño agremiadas a la Asociación Chiapaneca de Casas de Empeño, integradas por 13 marcas, contemplan  “bajar los intereses y pagar más por las prendas”, a fin de apoyar a la ciudadanía que requiera de su servicio, dijo el presidente de dicha agrupación, Javier Ruiz Morales.

 

“Para el mes de enero estamos contemplando apoyar a nuestros clientes  pagándoles más por sus prendas y cobrarles menos intereses, esta campaña tiene el objetivo de apoyar porque sabemos que es un mes difícil para la economía de las familias”, informó.

 

El representante de las 103 casas de empeño agremiadas recordó que durante el pico de la pandemia en Chiapas pusieron en marcha una campaña similar a la de los bancos, en la que dejaron de cobrarle los intereses a la ciudadanía que tenía empeños y bajaron las tasas de interés.

 

Javier Ruiz Morales vislumbró un inicio de año “complicado” para las casas de empeño en Chiapas, por lo que aprovechó para solicitarle al Gobierno del Estado reconsideré el cobro de un impuesto por el que anualmente pagan de “40 a 47 mil pesos”.

 

“Nuestro panorama para el primer semestre del año será muy complicado, así que esperamos que para el segundo nos vaya mejor.  La verdad es que nos tienen como un negocio usurero en donde se venden cosas robadas y se gana el dinero fácil, pero no es así nosotros pagamos impuestos, y el que más nos afecta es uno especial que nos requiere el Estado, que oscila entre los 40 y 47 mil pesos”.

 

El presidente de la Asociación Chiapaneca de Casas de Empeño,  Javier Ruiz Morales pidió a la ciudadanía comparar las tasas de interés, sobre todo entre las que están agremiadas y las que no.

 

“Que los clientes se fijen en las tasas de interés, que comparen y se den cuenta que las de la asociación tienen las más bajas, porque aquellas que no están agremiadas hasta nos doblan en los intereses, así que ojalá las chequen para que después no se sorprendan”.