in

Se compra presidente de Bochil, gym de lujo de 4.5 mdp en Tuxtla

No es la única propiedad que se ha comprado Gildardo Zenteno siendo presidente, quien está acusado de no pagar pensión a su hijo a pesar de su fortuna

Samuel Revueltas

 

El presidente municipal de Bochil, Gildardo Zenteno Moreno, se compró en Tuxtla Gutiérrez un gimnasio de lujo, de nombre Prestige Fitness Center, en 4 millones 500 mil pesos, reveló su ex pareja sentimental Ariday Domínguez Rojas, quien lo tiene demandado por no otorgar manutención al hijo que tuvieron.

Así como este gimnasio adquirido antes del mes, ubicado en la 2ª norte entre 6ª y 7ª poniente de la capital, el alcalde que gana al mes 8 mil 222.24, cuenta con varias propiedades entre casas y vehículos, que tiene a nombre de su madre o de parejas sentimentales; en el caso de este inmueble, a nombre de su actual pareja.

Ariday Domínguez fue contundente al decir en entrevista que no busca quedarse con las propiedades que refiere, sino que hace la comparación de su fortuna y la nula respuesta a su demanda de reconocimiento de su hijo y la debida pensión.

“Voy a tocar este punto porque, ¡oye!, se operó la nariz, se ha hecho arreglos en su cara, se compra carros, ¿no puedo creer que no me dé para una caja de pañales?”, cuestionó.

Por denunciarlo la ha amenazado, primero cuando estuvo embarazada negó su paternidad y después que le iba a quitar al bebé.

Le suplicó ayuda, la pandemia hizo que se acercara a él para pedirle para las necesidades del recién nacido, pero de plano le dijo que no, que se pusiera a trabajar.

Ariday contó que lo conoció cuando trabajaba en una empresa de staff que contrataba el Ayuntamiento de Bochil, la conquistó diciéndole que estaba separado, ella confió porque tuvieron vida pública; con el paso del tiempo descubrió que no sólo anduvo con ella.

Gildardo Zenteno, acusado meses atrás por acosar a mujeres en redes sociales mediante mensajes en privados, está ahora demandado por el 50 por ciento de su sueldo como manutención.

Finalizó con un mensaje, dijo tener miedo del alcalde, pero agregó que la denuncia pública es necesaria porque en un servidor público la conducta debe ser ejemplar.