in

Dos años del desabasto de medicamentos para niños con cáncer

A quienes hoy ejercen el poder público, exigen que solucionen el oportuno y puntual suministro de los tratamientos.

Tuxtla Gutiérrez.- A dos años de iniciar con manifestaciones para exigir el abasto de quimioterapias y medicamentos los padres de niños con cáncer y el Movimiento Nacional por la Salud aseguraron que no claudicarán en la lucha por la vida de sus hijos.

En un comunicado solicitaron “a quienes hoy ejercen el poder público, que solucionen lo antes posible el desabasto  de quimioterapias”, el cual “persiste en muchos hospitales del país”.

Recordaron que “se ha cumplido un año de la primera toma del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y casi dos años desde el inicio de las manifestaciones” para exigir el “oportuno y puntual suministro de los tratamientos”.

“Ha sido una legítima lucha que nace del instinto más básico,  la lucha por la vida, la vida de nuestros hijos. Dos años de promesas no cumplidas o cumplidas a medias; dos años de sentarnos con Senadores, Diputados, Secretarios, Administradores, Directores, que increíblemente por las mejores intenciones que tengan no han logrado solucionar  el problema de desbasto”.

Durante este tiempo los padres de familia aseguraron que no solo han sufrido “por la falta de medicamentos, sino también por la falta de sensibilidad, empatía y solidaridad de quienes también han negado la problemática; dos años de amenazas y difamaciones”.

Lamentaron que durante este tiempo no haya existido una solución al desabasto de quimioterapias y medicamentos, que no se haya reconocido el problema, sin embargo agradecieron a  los profesionales de la salud y a la gente que los ha apoyado.

“En este duro camino hemos encontrado personas que nos han ayudado y tendido la mano, con comida, medicinas, o con la  difusión y sensibilización del problema o bien  con el apoyo moral, con la sonrisa, con la cartulina denunciando que los niños con cáncer de los hospitales públicos de México no tienen tratamientos y quimioterapias a tiempo, a nuestros queridos médicos y enfermeras que hacen mucho con tan poco”, concluyeron.