in

Regreso a clases complejo y desigual

El regreso a clases en línea o por televisión, visibiliza la desigualdad social y económica de Chiapas.

Tamara Longines

Luego de que el Presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, anunciaran el inicio del Ciclo Escolar 2020-2021 en línea y por diversos canales de televisión abierta será el próximo 24 de agosto, la incertidumbre entre las familias chiapanecas es latente.

“Me parece muy bien para no exponer la salud de nuestros hijos y porque una las tareas principales que debemos tener los padres es estar pendientes de que nuestros hijos tomen sus clases. Una desventaja para los que trabajamos es que no podremos estar muy atentos a que los hijos tomen sus clases, pero debemos tener el contacto directo con los maestros para saber cómo va el desempeño escolar de nuestros hijos. Decirles a los hijos que son clases y en estos momentos ellos tienen que adaptarse con sus horarios y cumplir con sus deberes escolares”, comentó Guadalupe González Morales, madre de familia.

Entre los retos más importantes que se prevén en el sector educativo, es el real y verdadero compromiso de los directivos y docentes.

“También que sea un compromiso real de los directivos y los maestros, para cumplir con las horas de clase y los contenidos. En mi caso tengo dos hijos en escuela particular de nivel preparatoria y universidad y el pequeño en una primar pública. El caso de los mayores no le inquieta mucho, porque ellos han tenido sus clases de manera virtual y puntual. En el caso del pequeño que está en primaria pública, si me inquieta porque las clases que tuvo al terminar el ciclo no fueron clases, fueron tareas y lo apoyé en lo que pude, sin embargo no logro obtener los conocimientos que le permitan terminar la primaria de manera eficiente y en esto el magisterio debería ser mar comprometido en la actualización de medios electrónicos”, señaló Daniel Hernández Hernández, padre de familia.

El regreso a clases en línea y por medio de la televisión, también ha dejado en claro la desigualdad social y económica de Chiapas.

“Pues no todos los papás tenemos dinero ahorita para comprar una computadora o una tableta, menos comprar una para cada hijo, yo tengo dos hijas y no tengo dinero para comprar una computadora a cada una o una tablet. Se pudiera comprar, pero soy comerciante y mi negocio ahorita no me da para endeudarme con una aparato para cada una”, expresó Lauro Méndez Trujillo, padre de familia.

“Lo veo bien el regreso a clases, aunque me trajo gastos inesperados, tuve que comprar una laptop para mi hija que va a empezar a estudiar ahorita la universidad. Nosotros no teníamos computadora en la casa, no teníamos internet, pero ahorita lo tuve que contratar el más económico por mi hija. Esto es más complicado, porque soy madre soltera y me dedico a trabajar realizando limpieza en casas, trabajo ahorita solo 3 veces a la semana por la pandemia, son 250 pesos el día, que es para comida, agua, luz, renta y ahora tuve que sacar la computadora en pagos, voy a pagar 400 pesos al mes y otros 400 pesos para el internet. Ojalá que todos los jóvenes aprovechen sus clases y los maestros también nos ayuden”, señaló Rocío Estrada López, madre de familia.