in

Que Zoé aclare contratos monopólicos: AMLO

Empresas investigadas por prácticas monopólicas obtuvieron con el nuevo Gobierno contratos millonarios para proveer servicios al IMSS.

Tuxtla Gutiérrez. Luego de que se diera a conocer que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que dirige el chiapaneco Zoé Robledo Aburto, otorgara en abril y mayo de este año contratos millonarios a empresas que son investigadas por prácticas monopólicas, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que el director aclare la situación.

Durante la conferencia mañanera realizada este jueves en el estado Hidalgo, se le cuestionó al presidente acerca del otorgamiento de contratos que hizo el IMSS por más de 13 mil millones de pesos a cuatro empresas que proveerán servicios de laboratorio clínico y banco de sangre hasta el cierre de 2022 y 2023, pese a que apenas en marzo de 2019 la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) les notificó oficios de presunta responsabilidad.

“Yo creo que podría Zoé Robledo, director del Seguro Social informarles sobre esto, vamos a pedirle que nos informe. Él está recluido, aislado, pero, aprovechamos para mandarle un saludo, estamos atentos a su estado de salud, sabemos que está bien porque está muy activo trabajando, entonces le vamos a pedir información sobre esto, para que se aclare”,

Y agregó “tienen los servidores públicos del Seguro Social manera de informar por las tardes, cuando se da a conocer lo de los créditos, a ver si, cuando corresponda, ¿qué día? ¿diario? Es diario, a lo mejor hoy mismo se informa por la tarde”.

El diario Reforma publicó este jueves que aunque son indagadas por prácticas monopólicas Centrum Promotora Internacional, Instrumentos y Equipos Falcón, Impromed y Hemoser, obtuvieron con el nuevo Gobierno contratos millonarios para proveer servicios de estudios de sangre, orina, otros fluidos y tejidos en laboratorios de 35 delegaciones del IMSS, así como 24 Unidades Médicas de Alta Especialidad hasta el cierre de 2022 y de banco de sangre hasta el cierre de 2023.

La red fue denunciada por el propio IMSS luego de que en 2016 se difundieron conversaciones telefónicas entre directivos de Centrum y Falcón en las que acordaban el reparto de partidas y regiones entre ellos y otras empresas en las licitaciones previas del instituto.

Actualmente la investigación de la Cofece está en la etapa final de recepción de alegatos de las empresas, antes de resolver en definitiva si existieron prácticas monopólicas y cuáles serán las sanciones. Sin embargo, aunque la comisión determine que sí hubo prácticas monopólicas, los responsables serían multados, sin afectar la vigencia de los nuevos contratos ya firmados este año con el IMSS.

Cabe señalar que las empresas no fueron inhabilitadas por la Secretaría de la Función Pública (SFP) para recibir contratos públicos y, por su largo historial de cumplimiento en los servicios, tienen ventaja para derrotar a nuevos competidores.

Esta no es la primera vez que el IMSS durante la administración de Zoé Robledo se ve envuelto en un conflicto por las adjudicaciones de contratos, pues en los primeros días de junio un reportaje del medio de comunicación Latinus reveló que el chiapaneco otorgó un millonario contrato a la empresa que dirige su hermano Gabino, por medio de la delegación en Puebla.

Según el reportaje titulado “Zoé Robledo. Funcionario y contratista del gobierno de AMLO”, el funcionario chiapaneco otorgó el contrato el 15 de abril de 2020 bajo adjudicación directa mixta a nombre de Monitoreo de la Información y Publicidad S.A de C.V, para realizar monitoreos de medios de comunicación a partir del 15 de abril y hasta el 31 de diciembre.

Esta empresa ya había convenido con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en 2019 con el Banco Bienestar, uno más del IMSS y con el gobierno de Puebla.

En mayo  Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) destapó en una investigación que la delegación del IMSS de Hidalgo, asignó a Manuel Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett (director general de la Comisión Federal de Electricidad), un contrato por 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios. Cada uno habría sido vendido por 1 millón 550 mil pesos, el precio más alto desde que inició la crisis del COVID-19.

Aunque Zoé Robledo justificó la compra millonaria al hijo del director de la CFE argumentado que “se compraron a partir de un criterio de entrega inmediata y el proveedor cumplió con la entrega”, días después el IMSS dio a conocer que decidió devolver los 20 ventiladores, pues la institución determinó que no reunían los requerimientos y características técnicas funcionales acordadas en el contrato.

 Fans
 Followers

Written by Eric Ordóñez

Comments

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0

Reportan pacientes con COVID-19 y dengue a la vez

Becada Docente de la Politécnica de Chiapas para estancia posdoctoral en Estados Unidos