in

En el Pediátrico de Tuxtla, temen por el funcionamiento del INSABI

Madres y padres de familia que tienen a sus hijos con cáncer en el Hospital de Especialidades Pediátricas (HEP) en Tuxtla Gutiérrez, están con el temor ante la entrada en operación del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI) que podría redundar en cuotas por el costo de quimioterapias.

De forma anónima, denunciaron que a la fecha ningún funcionario ha explicado el procedimiento de mudanza que se hizo del Seguro Popular al INSABI y temen que ocurra lo que está aconteciendo en otras entidades del país, donde personas están sacando a sus pacientes ante la falta de recursos.

Indicaron que el nosocomio a la fecha siguen brindado los servicios de manera normal, pero la preocupación recae en que están por vencer las pólizas del antiguo Seguro Popular, que era el que cubría los tratamientos de la niñez con cáncer, sobre todo los considerados como catastróficos.

Sobre el INSABI, se conoce que es el resultado de la desaparición del Seguro Popular, en el cual se plantea la universalización de los servicios de salud para pacientes de primer y segundo nivel, pero para tercer nivel se establece una cuota. En Chiapas hay dos de tercer nivel, el HEP y Ciudad Salud en Tapachula.

Por ello, los padres y madres denunciaron que aún no se explique cómo funcionará el nuevo servicio de salud, toda vez que después de terminado el tratamiento de muchas personas, podría haber recaídas.

“Las quimioterapias son caras, las sencillas son pastillas, frascos, ampolletas, son de mil 200; hay inyecciones de 250 que se aplican dos en un día; hay algunas que son de 2 mil y 2 mil 500, sin contar los medicamentos cuando se internan”, detallaron.

Finalmente, dijeron que el único dato que tienen de Servicio Social del Hospital Pediátrico es que a algunos pacientes los podrían cambiar de nivel para evitar que paguen cuotas.