El pago del impuesto predial permite poner en marcha obras que beneficien a los tuxtlecos