Durante la actual situación de confinamiento, los casos por abuso sexual, física y psicologica a menores de edad ha ido a la alza ya que, los menores de edad son más vulnerables a ser víctimas de estos delitos.

“La ONU reporta que el incremento de violencia hacia niños y adolescentes en este confinamiento. En el mes de mayo 30 denuncias y en el mes de julio 2 llamadas por abuso sexual, y hemos estado dando acompañamiento en el proceso de denuncia” indicó, Elena del Rosario Torres Villanueva, Presidenta de la Fundación Internacional “Granito de arena”.

México actualmente ocupa el primer lugar en abuso sexual, violencia y homicios de niñas, niños y adolescentes menores de 14 años de edad.

“Vivimos en un país permisivo a la violencia, en donde desafortunadamente las víctimas de la violencia son las que quedan mayormente en el hogar, y al tratarse de niñas y niños que desconocen de los procedimientos, que esto está mal y es un delito grave, eso lo expone a mayor vulnerabilidad.”

Torres Villanueva, señaló que la pena máxima por delito de abusonsexual a menores que señala el Código Penal del Estado de Chiapas es de 25 años de prisión y al tratarse de un abusador sea un pariente consanguíneo, representante de algún culto religioso, sufre alguna discapacidad o cuente con la tutela del menos, la pena se duplica, es decir, alcanza los 50 años de prisión.