in

Buscan apoyo para tratamiento oncológico de Mariana

En 2018 fue diagnosticada con cáncer de mama, en septiembre pasado le detectaron nuevamente el mal.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Hace nueve años, Mariana Camacho Jiménez comenzó un negocio de repostería que funcionó sin problema alguno durante seis años. Sin embargo, desde hace tres su vida cambió por completo, desde el momento en que le detectaron cáncer de mama.

“Me quitaron la mama completa y me quitaron ganglios, entonces, una de las recomendaciones que me dio el doctor es que no podía acercarme a hornos, áreas calientes, por mi brazo ya que podía tener problemas por mi falta de ganglios, el sistema linfático está incompleto. Por salud y para evitar algún riesgo, decidí cerrar el negocio.”

 

Luego de su cirugía, Mariana recibió su tratamiento en la Ciudad de México gracias a la Fundación de Cáncer de Mama (FUCAM), a través del hoy extinto Seguro Popular, por lo que había recibido de forma gratuita las revisiones con especialistas, estudios, tratamientos y cirugías. Los gastos de traslado, hospedaje y alimentación corrían por su cuenta.

 

“En ese entonces, las personas que me atendían me comentaron que una quimioterapia costaba alrededor de 80 mil y 150 mil pesos, lo que consideraba impagable para esa época y hasta la fecha.”

 

Por cerca de tres años el estado de salud de esta mujer de 45 años era estable, sin embargo, en septiembre de 2020 tras las revisiones de rutina, le fue diagnosticado nuevamente cáncer; sus ganglios del lado derecho aparecieron inflamados.

 

La incertidumbre nuevamente se hizo presente en la vida de Mariana y esta vez con una carga mayor, ya que al no contar con el apoyo del Seguro Popular, el FUCAM ya no corre con todos los gastos para cubrir su tratamiento.

 

“Tengo entendido que, las personas que me atendieron me dijeron que podía solicitar apoyo al Instituto de Salud para el Bienestar pero, que yo iba a correr con gastos, es decir, no iba a ser igual que cuando estaba con el Seguro Popular, aunque sí iba a obtener descuentos para obtener el tratamiento.”

 

Luego de financiar su tratamiento y por recomendación de sus médicos, fue operada para extirparse once ganglios, cinco de ellos infectados; además, se sometió a una histerectomía radical, para evitar riesgos de que desarrollara cáncer en el útero, trompas de falopio y ovarios.

 

Actualmente, recibe su tratamiento en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez y aunque los gastos de traslado ya no son tan fuertes como antes, el pago de quimioterapias, de sus consultas médicas y sus estudios, continúan siendo un desgaste económico para sí misma y su familia, pues de ella depende su hijo de nueve años.

 

Entre seres queridos, amigos e incluso desconocidos, se ha llevado a cabo una colecta para que Mariana Camacho pueda pagar su tratamiento. Varios negocios se han sumado a esta causa, donando artículos, productos y servicios para que se sorteen, por lo que Mariana y sus amistades, buscan el apoyo de la ciudadanía, adquieran boletos y participen para ganarse alguno de estos premios.

 

Si usted está interesado en ayudar a Mariana Camacho Jiménez, puede hacerlo adquiriendo algunos de estos productos o servicios que le han donado, tales como arreglos para eventos especiales, charolas de antojitos, suplementos alimenticios, etcétera. Puede comunicarse al teléfono: 961 316 83 33.

 

Cabe destacar que esta mujer mantiene un excelente ánimo y a pesar de todo no pierde la fe, por lo que no duda que salga avante de esta situación que aqueja a miles de mujeres.

 

“Es una enfermedad muy agresiva, yo he tenido días muy malos por el tratamiento pero, tengo que estar bien porque tengo un niño de nueve años y yo creo que lo más importante aquí es tener paciencia, tratar de estar tranquila y positiva para sobrellevar esto de mejor manera. Y pedirle mucho a Diosito que nos cuide y nos ayude a salir de esta.”

 

Deja un comentario

Golpes de calor afectan principalmente a menores y adultos mayores

Avalan prohibir pruebas en animales para cosméticos