Carolina Castillo

 

El cáncer cervical o cervicouterino es un tumor maligno que se inicia en el cuello de la matriz y es más frecuente en mujeres mayores de 30 años, muchas veces causado por el Virus del Papiloma Humano, el cual se contagia por contacto sexual.

“Hace unos días me diagnosticaron VPH, cosa que me tiene muy mal emocional y físicamente, no hay día que no llore…” – Testimonio.

El 99% de los casos están relacionados a la infección por el VPH. Los cánceres cervicouterinos invasores vienen precedidos por una larga fase de enfermedades preinvasoras por el virus del papiloma humano, denominadas colectivamente Neoplasia Intraepitelial cervical.

Este tipo de cáncer es un problema de salud de gran importancia mundialmente, ya que está considerada como la cuarta causa de muerte en mujeres a nivel mundial y la segunda causa de muerte por cánceres en Latinoamérica.

El pico de prevalencia de infecciones transitorias con tipos cancerígenos de VPH ocurre en mujeres entre su adolescencia y sus veintes, después de iniciar su vida sexual. El pico de prevalencia de condiciones precancerosas (como una lesión de alto grado) ocurre aproximadamente diez años después. El pico de prevalencia de cáncer es entre los cuarenta y cincuenta años de edad.

Es un enemigo silencioso porque generalmente es asintomático en estados tempranos pero, al llegar a un grado avanzado se pueden presentar: dolor pélvico; dolor durante las relaciones sexuales y/o sangrado después del sexo; flujo vaginal anormal; sangrado intermenstrual; sangrado después de la menopausia.

La importancia de acudir al especialista es vital para detectar cualquier anomalía, ya que solo tu ginecólogo o ginecóloga puede hacer un diagnóstico. Por ello, se recomienda acudir a consulta por lo menos una vez al año para detectar a tiempo y prevenir complicaciones.

Fuente: GeniaLab.

 

More

Deja un comentario