Luego de las protestas que se visibilizaron en redes sociales por el despido de Roberto Peña Quesada como director de la Orquesta Sinfónica de Chiapas y su hija e hijo, Ana Catalina y Roberto Peña Sommer, la directora del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (CONECULTA), Maritsa Maranto Zepeda, cambió el discurso.

Lo anterior lo aseguró el ex director de la Sinfónica, quien en entrevista indicó que ya no se manejó el tema de nepotismo, que según señalaba la Auditoría Superior del Estado, sino un término de contrato y de cambio de directrices.

Lamentó que en Chiapas todavía no exista tradición artística musical y que sea a consideración administrativa las contrataciones, cuando en las Orquestas quienes deciden quien es su director son los mismos integrantes.

Sobre un posible regreso luego de las protestas, agregó: “estoy cerrando un capítulo porque veo que esto ya no da, es una decisión institucional, veo que ya se hizo una convocatoria”.

El ex director de la Orquesta conoció de su despido cuando preguntó por una grabación, ahí le informaron que ya no formaba parte del proyecto. Nunca hubo formalidad.

La Orquesta empezó con un presupuesto de 10 millones de pesos que venían del Congreso de la Unión y se redujo a 4 millones. Roberto Peña estuvo 11 años al frente, como director artístico.

Destituyen a director de la Sinfónica por incapacidad de CONECULTA

More

Deja un comentario