in

En el 2021 ya le toca a Tuxtla

El empresario Jorge Martínez lamentó la inseguridad, la falta de servicios públicos, el desempleo y el abandono en la que está la capital de Chiapas.

Jorge Martínez, ex candidato a la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez, consideró que 2021 es el año de la capital, donde debe prevalecer un verdadero amor a la ciudad y que se refleje en mejores oportunidades.

Lamentó que hoy por hoy, como nunca antes, esté insegura, con una constante falta de servicios públicos, el desempleo esté a la alza y de manera generalizada esté abandonada.

Por ello, el empresario insistió que las riendas de una capital como Tuxtla deben ser gobernadas por una persona que la conozca, que sepa de sus necesidades y que le tenga amor a la ciudad.

Agregó que la inseguridad ha sido una constante, un problema multifactorial que poco quieren atender las autoridades, y que redunda en una mala calidad de vida.

Uno de los problemas de la falta de seguridad, dijo, es la falta de empleos, que se ha agudizado con la pandemia, por ello instó en que es necesario echar a andar la economía y acatar dos de los problemas más fuertes.

Jorge Martínez también señaló la carestía de agua en la que viven miles de familias tuxtlecas y por la cual él activó un programa de entrega gratuita en pipa. Y así como el agua, son varios los servicios que el Ayuntamiento ha dejado de prestar sin solución alguna.

“Tuxtla está abandonada”, lamentó el empresario, por ello reiteró la urgente necesidad de liderazgo en este 2021, sin los mismo rostros que siempre han querido gobernarla.