Inicio Blog Las horas de viaje no impiden a José Alejandro brindar enseñanza a...

Las horas de viaje no impiden a José Alejandro brindar enseñanza a jóvenes de escasos recursos

Para acudir a la comunidad en donde imparte clases, el profesor José Alejandro de los Santos Zurita viaja alrededor de seis horas en una estaquita, en donde va junto a otros profesores y productos de abarrotes que los dueños de la unidad dejan en diversos poblados que están en el camino.

Pero la llegada a la comunidad “José María Morelos y Pavón”, perteneciente a Palenque, Chiapas, no es lo más difícil, pues nada es más fuerte y pesado que la situación de pobreza y desigualdad que viven los pobladores de dicho lugar, quienes pese a sus circunstancias disfrutan cada día como si fuera el último.

José Alejandro de los Santos, es líder para la Educación Comunitaria del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), en donde además de impartir clases realizan un proyecto para mejorar a la institución, para este Ciclo Escolar el catedrático trabajó sobre la infraestructura de la Escuela Secundaria, en la que da clases de primer grado.

DÍA A DÍA

Junto a otros maestros, José Alejandro de los Santos vive en las instalaciones de la Escuela Primaria de la comunidad “José María Morelos y Pavón”, que pertenece al municipio de Palenque, y aunque su forma de vida es precaria por las condiciones del poblado, nada les quita la pasión por enseñar.

“He buscado la comunidad en las aplicaciones y ni siquiera la encuentras. El acceso es difícil, pero es más difícil ver todo el rezago que hay y que se necesitan muchos apoyos para que se puedan tener avances”, dijo el profesor.

En lo que refiere a la infraestructura, José Zurita mencionó que con el proyecto que realizan se pudieron parar paredes de madera, sin embargo, el piso sigue siendo de piso y no cuentan con las bancas suficientes.

“Hasta hace unas semanas no teníamos pizarrón, teníamos que llevar muchas cartulinas o papel para escribir, pero fue por el cierre de una escuela que nos dieron uno. Las autoridades tratan de darnos material, pero es insuficiente, por eso de nuestro sueldo sale para comprar cada mes o dos meses, de verdad quisiéramos apoyar más pero tampoco nos da el recurso para hacerlo”, mencionó.

IRREGULARES

Pese, a que los alumnos de la Escuela Secundaria tratan de asistir todos los días a clases, lamentablemente no pueden hacerlo, ya que tienen obligaciones laborales o bien quehaceres en el hogar.

“Tengo un alumno que a veces no llega a clases porque tiene que cuidar a su hermana mientras sus papás van a la milpa a trabajar, otros no llegan porque sus padres les exigen ir al campo. Todos mis alumnos trabajan, salen de clases a las 2:00 de la tarde y se van al campo, algunos caminan 15 minutos, pero otros hasta hora y media porque sus parcelas están lejos”, comentó.

APOYOS

Ante la precariedad de la comunidad, los profesores de la Escuela Secundaria se han dado a la tarea de buscar apoyos para la institución, a fin de que los jóvenes reciban clases de manera digna.

“A veces, en mi Facebook comparto las historias de mis alumnos y gracias a eso muchos de mis amigos han decidido donarme bancas, pintura, madera para que la escuela esté mejor, pero nos falta mucho, por eso si hay gente que pudiera donar en especie para la infraestructura o bien para el desarrollo académico de los jóvenes nosotros aceptamos los apoyos”, aseguró.

El profesor aprovechó para comentar que lamentablemente para la ceremonia de clausura los padres de familia no cuentan con el recurso para comprar los trajes, ya que dejaron de recibir un apoyo federal, el cual les servía para lo que consideran es el evento más importante del año, ya que la mayoría de los alumnos no continuará con sus estudios.

“De los 10 alumnos que este año se van a graduar de secundaria solo uno irá al bachillerato y esto se debe a que el Cobach más cercano está a una hora, además en la comunidad no cuentan con internet para hacer tareas y se van atrasando académicamente, por eso también con mis demás compañeros maestros estamos buscando regalarle a este joven una computadora para que se ayude un poco. Si gustan contactarnos para apoyarnos pueden hacerlo al 961 175 6859”.

José Alejandro de los Santos Zurita, es uno de los tantos maestros que sin importarles las condiciones de los lugares en donde dan clases van comprometidos y con las ganas de dejar no solo una huella académica, sino de vida.

Anuncios

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Don`t copy text!
Ir a la barra de herramientas