Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 11 Feb.- A horas de que el juez penal del Distrito Judicial de San Cristóbal de las Casas, César Rodríguez Robles, dicte sentencia en contra del indígena tseltal, Diego López Méndez, encarcelado desde hace seis años ocho meses acusado de homicidio, familiares y amigos, exigieron su liberación, porque aseguraron que fue torturado para que se inculpara, además que se violó todo el debido proceso.

En conferencia de prensa, abogados del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) que llevan el caso denunciaron que Diego López, fue detenido de manera arbitraria, torturado para fabricarle el delito de homicidio; la persona que lo inculpó también denunció tortura para implicar a otros.

Señalaron que el indígena de 26 años, campesino originario del municipio de San Juan Cancuc, enfrentó su proceso lleno de irregularidades jurídicas, entre ellas la violación del derecho de presunción de inocencia, al no contar con intérprete en su lengua, y otras faltas al debido proceso.

“Al ser parte de una comunidad indígena le violentaron su derechos colectivos propios de su pertenencia cultural. A lo anterior se suma la indefensión igualmente sistémica de quien no cuenta con recursos económicos para defender lo que por derecho le corresponde y que las instancias del Estado encargadas de ello son inoperantes”, señaló el Frayba.

El organismo agregó que al ser privado arbitrariamente de su libertad, la familia de López Méndez quedó en el desamparo y se vulneraron sus derechos básicos de alimentación, salud y seguridad, entre otros, y no tuvieron posibilidad de verlo cotidianamente.

Por lo anterior, el Frayba solicitó al juez responsable de dictar sentencia a Diego López que aplique el principio pro persona, que tome en cuenta las pruebas de la detención ilegal, así como los indicios y secuelas de la tortura para dictaminar su libertad, y que considere su pertenencia cultural como pueblo originario. Lo anterior dijo, sería un precedente de justicia hacia la población históricamente lacerada con prisión injusta.

Diego López Méndez forma parte de la organización Solidarios de la Voz del Amate, colectivo de personas integrantes de pueblos originarios, injustamente encarceladas quienes luchan por su libertad y denuncian las inhumanas condiciones de la prisión.

Este martes 12 de febrero, Diego López Méndez se presentará en audiencia que posibilitará al Juez Penal del Distrito Judicial de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, César Rodríguez Robles, dictaminar su sentencia.

La historia de Diego, indicó el Frayba, “es representativa en una entidad donde la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y/o degradantes, es una sistemática violación a derechos humanos que vulnera a pueblos originarios”.

Sistema de justicia en Chiapas vulnera derechos humanos a Pueblos Originarios

En un informe, la Organización Mundial Contra la Tortura, la Coalición de Católicos por la Abolición de la Tortura y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, señalan que durante el 2018, el Frayba recibió 13 denuncias de casos de tortura a integrantes de pueblos originarios: 6 tseltales, 6 tsotsiles y un chol, quienes se encuentran en prisión.

Torturaron a 13 indígenas en 2018

Durante el 2018, el Centro de Derechos Humanos recibió 13 denuncias de casos de tortura a integrantes de pueblos originarios: 6 tseltales, 6 tsotsiles y un chol, quienes se encuentran en prisión.

En el Informe sobre la situación de los Pueblos Indígenas en México, la relatora especial de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz reiteró que: “Para los indígenas, varios factores limitan el acceso al sistema judicial nacional para defender sus derechos.

Se presentan barreras económicas, culturales, lingüísticas, geográficas y de racismo y discriminación.” Y recomienda: “Las medidas de seguridad y protección, así como de justicia y reparación por violaciones de derechos humanos, deben tener en cuenta factores de género y la situación de la niñez, juventud y otros sectores vulnerables indígenas”.

Anuncios

Deja un comentario