Caravana de migrantes llega a pueblo fantasma

0

Fredy Martín Pérez

Niltepec, Oaxaca, 29 de octubre.- La Caravana del Migrante Centroamericano alcanzó la comunidad de Niltepec, pero se encontró con un pueblo con negocios y viviendas cerradas, lo que obligó a muchas familias y amigos que viajaban juntos, a separarse después de 16 días de caminata desde San Pedro Sula Honduras.

Además, la falta de conocimiento sobre el punto donde deberían hacer un alto, como fue Niltepec, provocó que muchos hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que viajaban en la Caravana, se trasladaran hacia Juchitán e Ixtepec.

Pero en Niltepec se quedó el grueso del grupo, para alojarse en edificios y casas de paredes cuarteadas, como conciencia del terremoto del 7 de septiembre del 2017, pero también se ubicaron en el parque central y banquetas.

Acostumbrados a pedir ayuda entre los mexicanos, ahora los integrantes de la Caravana tuvieron que salir a la carretera federal 200, pero ahora fue imposible recaudar algunos pesos.

Los integrantes de la Caravana que cuentan con más recursos económicos, tocaron las puertas de los restaurantes, pero fue imposible comprar alimentos.

Solo un negocio de pollos asados recibió una inusitada cantidad de compradores.

Habitantes de comunidades cercanas llevaron ayuda a los extranjeros, como arroz, frijoles y totopos.

El Grupo de Protección a Migrantes Beta, instaló un módulo de información para los integrantes de la Caravana y una veintena de ellos pidió la ayuda para retornar a Honduras, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), en la tarde del lunes.

Sin mayores contratiempos, la Caravana avanzó desde las 03:00 horas, de Tapanatepec, a Niltepec y durante su paso por algunas comunidades y municipios, la población civil e instituciones gubernamentales entregaron comida, agua y medicinas.

Este trayecto fue el más organizado, ya que para abordar los camiones de carga y camionetas, los inmigrantes hacían fila, con el fin de evitar aglomeraciones.

En un trayecto de 25 kilómetros, la Policía Federal y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca, pedían a los camioneros no transportar a los inmigrantes en los carros cisterna y plataformas, para evitar algún accidente.

La Iglesia católica proporcionó cinco camiones de redilas para el traslado de mujeres con niños, que salieron hacia Niltepec, hacia las 06:00 horas.

Conforme avanza la caravana, grupos de hombres, jóvenes, mujeres y niños, han manifestado ya no seguir y han optado por regresar a su cuenta a algunas poblaciones de Chiapas, pero ante falta de dinero para comprar un pasaje hacia Tapachula, lo quieren hacer a través del INM.

Pero otros, han optado por avanzar por su propia cuenta, como ocurrió con un joven que ya se encuentra en Monterrey y que era miembro de la Caravana, contó el hondureño Jesús Murillo.

A diferencia de Tapanatepec, en esta localidad si hay baños móviles.

La Cruz Roja Mexicana y miembros de la Iglesia Nazarena, han acompañado a los centroamericanos en su caminar, para proporcionar, medicina, consultas y agua.

El martes la Caravana continuará hacia Ixtepec, Oaxaca.

Anuncios