Heidi Guillén y su incursión al arte

0

Heidi Guillén Pinto, tiene 15 años, estudia la preparatoria abierta, es atleta paralímpica, una amante del arte y una joven que pese a las adversidades ha demostrado que nada es más grande que su fortaleza para salir adelante.

Fue a los dos años con cuatro meses de edad cuando Heidi Guillén fue diagnosticada con miastenia gravis, un padecimiento neuromuscular de origen autoinmune, que en su forma más común causa diversos grados de debilidad muscular y cansancio, afectando preferentemente a los músculos de contracción voluntaria, tales como brazos, piernas, cara, ojos y los músculos torácicos responsables de la respiración.

“Estudio, practico deporte, dibujo, salgo con amigos, voy a la escuela y a donde quiera. Ahorita entré a la modalidad abierta de la prepa porque llevo terapias y en la escuela anteriormente me ponían entre la espada y la pared porque me decían que si el estudio o mi salud y obviamente siempre elegí mi salud porque sin ella no puedo hacer nada”, contó Heidi, quien forma parte del Programa de Cobertura a Alumnos con Necesidades Educativas Especiales.

Gracias a este programa, Heidi no solo ha continuado con sus estudios, sino que se ha desarrollado a través del arte, pues gran parte de su tiempo lo dedica a dibujar, aunque por su mismo padecimiento el procedimiento sea complicado.

“Hay dibujos que me llevan más tiempo, algunos hasta meses, pero me gusta que se vayan bien. Yo no sabía dibujar pero las maestras me han apoyado mucho y gracias a ellas me nació hacerlo. No es fácil porque los movimientos pueden ser difíciles pero lo hago con mucha pasión y amor”, dijo.

En el rubro deportivo, Heidi Guillén, también ha logrado destacar; el año pasado fue campeona de bocha en Chiapas, lo cual le permitió representar al estado en un evento de carácter nacional.

“Soy campeona estatal, además representé al estado en la Paralimpiada Nacional que se realizó en Colima. El deporte me ha ayudado mucho porque me sirve también como terapia. Mucha gente cree que por tener una enfermedad de este tipo no podemos hacer nuestra vida pero se equivocan porque yo dibujo, hago deporte, estudio y soy muy feliz”, concluyó esta chica que puso a la venta sus obras durante la presentación de trabajos del programa educativo para jóvenes con necesidades especiales.

Anuncios