Sábado de Gloria para la fe católica

Mientras algunos están disfrutando de los últimos días de vacaciones algunos se mantienen de luto, pues este día es la conmemoración del Sábado Santo, donde la fe católica se mantiene de luto, silencio y en espera de la resurrección.

Los fieles recuerdan el dolor, la valentía y la esperanza de la Virgen María, pues Jesús yace en su tumba. Todo el día sábado su cuerpo descansa en el sepulcro pero su madre, María, se acuerda de lo que dijo su hijo: “al tercer día resucitaré”. Los Apóstoles llegan a su lado y ella los consuela.

El dolor de María representa la angustia de una madre que tiene entre sus brazos a su hijo muerto; no se puede olvidar en este momento ella es la única que conserva en su corazón la esperanza de la resurrección.

Esta fecha representa la fiesta más grande para los católicos, pues es cuando Jesucristo vence a la muerte y resucita, además finaliza para la Semana Santa.

Tras conmemorar el día anterior la muerte de Cristo en la Cruz, se espera el momento de la Resurrección.

Generalmente el sábado por la mañana se realizan retiros de reflexión en torno a este tema, y la tarde resulta ser más bien de tranquilidad, oración y de espera al Jesús Resucitado.

Asimismo para conmemorar el Sábado Santo, o de Gloria se suelen quemar figuras de madera o de cartón, que representan a Judas Iscariote, el traidor. La tradición de la quema de los “judas” se origina con la dominación árabe en España.

Anuncios