Requieren ayuda para mujer de la tercera edad abandonada

Adela Castillo Pérez tiene 85 años de edad y aunque toda su vida fue autosuficiente un derrame cerebral la dejó en cama bajo el cuidado de un matrimonio que pese a no ser sus familiares decidieron velar por ella.

Hasta hace poco tiempo, Doña Adelita como la conocen sus amigos y vecinos se ganaba la vida tejiendo servilletas para tortillas y fundas para almohadas sin embargo a raíz del derrame cerebral miembros de la iglesia adventista comenzaron a velar por ella, pues no tiene familiares.

Tras estar bajo el cuidado de sus hermanos de religión, el matrimonio de Luis Ochoa y Edith Matías decidió apoyar a esta mujer de la tercera edad, quien hasta perdió el programa Amanecer al no poder ir a cobrarlo.

Nosotros vivíamos en Ostuacán pero decidimos venir a buscar trabajo a Tuxtla. Mientras yo estaba trabajando de pintor me enteré que mi vecina Adelita y hermana adventista estaba pasando por esta situación y junto a mi esposa decidimos apoyarla porque los demás hermanos de la iglesia ya no podían verla”, señaló Don Luis, quien conoció a Doña Adelita hace cuatro años.

Cuidar a Doña Adela no es sencillo, pero este matrimonio sabe que ella los necesita y aunque tienen carencias están comprometidos con esta encomienda.

Ella no tiene familia y por eso decidimos cuidarla día y noche. No es fácil pero tenemos el apoyo de los hermanos de la iglesia. Doña Adela no puede hacer nada y tenemos que mantenerla en cama”, comenta Edith Matías, quien tiene una hija de menos de un año.

Este matrimonio no pide nada para ellos, por lo que si usted está en la disposición de ayudar puede comunicarse a los teléfonos de Edith Matías y su esposo, 9611430226 o 9612284397.

Asimismo si gusta entregar la ayuda en especie puede hacerlo en la casa de esta familia, ubicada en calle Pensil número 184 A, entre avenidas 1o de Mayo y Tuxtla, colonia Bienestar Social.

Anuncios