El calvario llamado IMSS

Malos tratos, falta de abastecimiento de medicamentos, poca sensibilidad y poca organización son algunos de los detalles que hace brillar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tuxtla Gutiérrez. 

Susana lleva a su hijo a que le apliquen las vacunas, pero en ocasiones tiene que esperar a que las enfermeras terminen de desayunar o platicar para que sean atendidos. 

Su coraje crece más al esperar y recibir la noticia que la vacuna que necesita, no está, por lo que tendrá que regresar y pedir nuevamente permiso en su trabajo y en la escuela de su hijo. 

Don José es un adulto mayor de 67 años de edad que acude de manera mensual a la clínica 13 ubicado en Las Palmas en donde llega a revisión médica de control, pues sufre de diabetes y presión alta. 

Sin embargo, cuándo tiene que hacerse estudios de sangre o de orina, tiene que llegar a las 5 de la mañana para hacer fila y pasar a buena hora de la mañana, pero eso no ocurre cuando los recomendados de algún trabajador del hospital llegan tarde y son los primero en pasar. 

“No se respeta el orden y los encargados de laboratorio los meten de contrabando, lo que nos orilla a esperar más tiempo, estar sin desayunar y eso me afecta porque soy diabético y no debo pasarme las horas de alimento”.

Pedro joven de 20 años, tuvo que llegar a las 5 de la mañana para darse de alta en el IMSS, un puñado de personas se acumularon pasando los minutos para hacer el mismo tramite. Dan las 8 am y la señorita reparte las fichas donde inicia la atención, sin embargo la atencion va lenta, pasan las horas y Pedro indica que aun no pasa, con hambre ve más lento su trámite “regreso en 30 minutos” dicen en ventanilla, confundido pregunta con las personas que pasó. Le contestan otros como a él que espera, “la encargada de los trámites se va a desayunar y que ahí regresa y nosotros no hemos desayunado”, molesto Pedro sin hacer nada tiene que esperar, despues de llegar a las 6 am sin desayunar logra que lo atiendan casi a medio dia.

Cansado, con hambre y furioso, al ver la mala atención sale con rumbo a su trabajo donde aun tiene que cubrir su horario laboral y perdió más de medio día que tendrá que cubrir con su horario de comida.