No haga compras impulsivas, cuide su aguinaldo

Cada año en la temporada decembrina se recomienda a la ciudadanía procurar cuidar los gastos y hacer una buena planeación, a fin de que el aguinaldo no sea despilfarrado en cosas innecesarias, además así evitará pagar deudas el próximo 2017.

Algunas recomendaciones son:

  1. Presupuesto.  Realizar un presupuesto para ordenar tus ingresos y gastos, lo que te permitirá planear tus finanzas y evitar que tu dinero se acabe en gastos innecesarios o compras compulsivas.
  2. Ahorrar. En cuanto recibas tu aguinaldo destina una parte proporcional al ahorro y guarda tu dinero en alguna entidad financiera, no debajo del colchón o en alcancías, pues de esta manera lo expones a cualquier riesgo.
  3. Pagar deudas.  Analiza cuál es tu adeudo total, y en caso de que sea una sola deuda, trata de liquidarla en una sola exhibición, pero si tienes más revisa el monto del adeudo, la tasa de interés y el periodo que tienes para pagarla. En caso de que tu adeudo sea grave, acércate a la institución financiera, explica tu situación y deseo de pagar. Los bancos pueden ofrecer alternativas que te beneficien.
  4. No a las tarjetas. No hagas pagos en despensa y comida con las tarjetas de crédito. Si en dado caso haces uso de ellas solicita que la operación en la terminal se haga en tu presencia; así evitarás que puedan clonar tu plástico o hacer cargos indebidos. Recuerda guardar los vouchers para cualquier aclaración.
  5. Comparar. Muchos establecimientos suben el precio de los artículos de temporada, por lo que es mejor visitar diversos comercios para encontrar lo que te convenga, y así cuidar tu bolsillo.
  6. Necesidades y deseos. Es importante diferenciar si compras por necesidad o únicamente por impulso. Sé sincero y pregúntate si lo que vas a adquirir es realmente necesario o lo quieres sólo por “aprovechar” una promoción.
  7. Regalos.  Analiza las opciones y elije a quienes les darás regalos en esta temporada pero que no impliquen desembolsos importantes. De esta forma evitarás destinar parte de tu aguinaldo a gastos prescindibles.

Cabe mencionar que el aguinaldo es una prestación laboral a la que tienen derecho todos los trabajadores: de base, de confianza, de planta, sindicalizados, contratados por obra, eventuales, vendedores, y cualquiera que  regule la Ley Federal del Trabajo (LFT).

De hecho, aunque hayas trabajado menos de un año, tienes derecho a que te paguen la parte proporcional a lo que laboraste. Si renuncias a tu trabajo antes del 20 de diciembre, tienes derecho a que se te cubra la parte proporcional de aguinaldo por el tiempo que prestaste tus servicios.

Sin embargo, si estás contratado por honorarios no tienes derecho al pago de aguinaldo, excepto  que exista una prestación de servicios permanentes a un solo patrón y  cubras obligatoriamente un horario de trabajo; o recibas instrucciones de un superior inmediato y tengas un lugar fijo de trabajo dentro de la institución o empresa.

El monto mínimo del aguinaldo es de 15 días de salario; o  bien si no se trabajó el año completo, la parte proporcional. Además el  aguinaldo  debe pagarse antes del 20 de diciembre, y el cálculo debe hacerse por día laborado en el caso de los trabajadores fijos.

Es importante señalar que si el salario es variable se deberá tomar como base el ingreso promedio diario obtenido en los últimos 30 días laborados.

Asimismo, para los trabajadores del estado el monto mínimo de aguinaldo es de 40 días, sin deducciones para los que tengan más de un año de servicio. Además deberán recibir el 50 por ciento antes del 15 de diciembre y la otra mitad a más tardar el 15 de enero.